Comienza el proceso para frenar el deterioro de los puentes de la línea ferroviaria del Miño

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Puente metálico sobre el río Tea
Puente metálico sobre el río Tea vítor mejuto

Los 95 pasos del recorrido sufren distintos niveles de desgaste, pero las reparaciones comenzarán en los cinco más degradados

15 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La decisión de Renfe de hacer circular parte de los trenes del sur de Galicia por Santiago en su ruta hacia Madrid no es un capricho. Responde a requisitos de seguridad, fiabilidad, confort para los viajeros e interoperabilidad lógica, al priorizar los trazados de alta velocidad frente a los convencionales que no han recibido un mantenimiento adecuado y que sufren frecuentes cortes por distintas incidencias, como es el caso de la línea férrea del Miño entre Ourense y Vigo. Hay más razones. Ya están en marcha los proyectos para solventar los problemas de seguridad más acuciantes, como el acondicionamiento de las trincheras y taludes de riesgo o la restauración de los 95 puentes del recorrido, la mayoría metálicos. Y estos trabajos también aconsejan reducir la circulación de trenes en esta línea.

Estas reparaciones comenzarán con las estructuras de paso más deterioradas, que son cinco en total, y el primer proyecto que ha licitado el ADIF es la reforma del puente metálico sobre el río Avia, en Ribadavia. El administrador ferroviario encargó a Ineco, la empresa pública de ingeniería, la reparación de los puentes con clasificación C1, es decir, «aquellos que presentan daños que pueden afectar a la estructura y, por tanto, a su capacidad de resistir las cargas para las que fueron proyectadas». Este es el caso de la estructura del río Avia, o la que, más adelante en dirección a Vigo, supera el cauce del río Tea, otro afluente del Miño. En este caso, la fragilidad de la estructura ha obligado a imponer un límite de velocidad a 30 por hora. No está claro todavía si todas estas obras obligarán a realizar cortes temporales en la línea, pero es probable. Y al menos hay un recorrido alternativo mucho más seguro que es el eje atlántico hasta Santiago, utilizando el baipás para que los trenes procedentes de Vigo y Pontevedra no tengan que parar en la estación compostelana. 

El puente metálico sobre el río Avia, en Ribadavia, será el primero en ser reformado
El puente metálico sobre el río Avia, en Ribadavia, será el primero en ser reformado

La reforma del puente de Ribadavia se basa en los resultados de la inspección especial llevada a cabo en diciembre del 2009, que incluyó pruebas de carga. Aunque no había daños que pudieran afectar a la seguridad estructural -es decir, aquellos que comprometen su resistencia ante las cargas propias de los servicios ferroviarios-, sí se detectaron defectos que pueden afectar a la vía útil del puente y que había que corregir para no enfrentarse a problemas más graves a medio plazo. Las obras empezarán en breve y durarán cinco meses, con un presupuesto de algo más de 600.000 euros.