Los vecinos podrán utilizar las instalaciones deportivas de los institutos fuera de las horas lectivas

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

GALICIA

MARTINA MISER

La Consellería de Educación y los concellos firman un convenio para optimizar el uso regulado de las canchas incluso en verano

11 jun 2021 . Actualizado a las 17:38 h.

La Consellería de Educación y la Federación Galega de Municipios e Provincias firmaron este viernes un convenio para formalizar la apertura de las instalaciones deportivas de los centros educativos para uso general de los vecinos fuera de las horas lectivas. Se trata de una alternativa que ya funciona de manera informal en algunos concellos, pero no en muchos otros, sobre todo en municipios pequeños en los que los pabellones o patios son las únicas canchas para practicar deporte. 

Este acuerdo, dijo el conselleiro Román Rodríguez, pretende darle «seguridade xurídica» y un mínimo de organización a una práctica que ahora se quiere extender con carácter general, consiguiendo «o máximo rendemento posible» de los equipamientos públicos, que ganarán protagonismo «na vida das persoas».

El presidente de la Fegamp, Alberto Varela, ve atinada la «optimización de recursos públicos» y se felicitó por las nuevas posibilidades que se abren, sobre todo para los concellos con menos recursos. El regidor arousano recordó que estos usos eran una antigua demanda de los ayuntamientos, y que estos también contribuyen a la conservación de los centros escolares con inversiones anuales que rondan los 60 millones. 

El convenio facilita la posibilidad de que concellos y centros escolares se pongan de acuerdo sobre el uso de las instalaciones, siempre fuera de horario lectivo, pero incluso en los veranos, con la posibilidad de que existan seguros, una persona responsable y una estructura de gestión, «porque tampouco poden ser espazos sen control», advirtió Rodríguez.

Los colegios gallegos del mañana

Así serán los colegios gallegos: colores claros, aulas más grandes, espacios maker y patios cubiertos

La Voz

Los colegios gallegos que se construyan o reformen desde ya tendrán una nueva filosofía, adaptada a las necesidades actuales: tendrán tejados inclinados a dos aguas, una sola planta si es posible, colores claros, ventanas oscilobatientes, aulas más grandes y versátiles, espacios para el trabajo conjunto, patios de recreo cubiertos para disfrutar e incluso organizar clases y talleres, y pistas polideportivas pensadas para algo más que fútbol. El primer ejemplo del nuevo plan será el CEIP de Milladoiro (Ames) que va a construir próximamente la consellería.

La Consellería de Educación presentó el Plan da nova arquitectura pedagóxica en un acto conducido por Fátima García Doval, jefa del servicio de Coordinación Estratéxica e Innovación de la consellería, y que contó con dos expertas para explicar las líneas maestras del mismo: María Jesús López, subdirectora xeral de Construción y Yolanda Barallobre, orientadora del IES Poeta Díaz Castro (Guitiriz). Cerró el acto el conselleiro, Román Rodríguez, quien recordó que en Galicia hay 1.100 centros educativos públicos (el 70% de infantil y primaria) en 275 concellos y con una antigüedad media de 40 años

Seguir leyendo