Interior envía 270 agentes a Galicia para reforzar la vigilancia en verano

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Agentes de la Policía Nacional, de patrulla este jueves en las calles de Pontevedra.
Agentes de la Policía Nacional, de patrulla este jueves en las calles de Pontevedra. CAPOTILLO

Guardia Civil y Policía Nacional potenciarán las patrullas de seguridad ciudadana en las cuatro provincias

11 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ministerio del Interior reforzará la seguridad ciudadana durante este verano en nueve comunidades turísticas en las que se espera gran afluencia de visitantes, entre ellas Galicia, adonde llegarán en los próximos días 274 agentes para reforzar las plantillas de las cuatro provincias. El plan denominado Operación Verano 2021 se activará el 1 de julio y se prolongará hasta el 31 de agosto, excepto en Baleares, donde se extenderá hasta el 30 de septiembre. El refuerzo policial del verano, con casi cuatro mil agentes en total, llegará también a Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia.

En el caso de Galicia, la Guardia Civil incorporará a 136 agentes a su servicio de seguridad ciudadana, que en la actualidad está formado por 1.949 guardias. La Policía Nacional se reforzará con 138 agentes, que se sumarán a los 1.409 compañeros que forman la plantilla habitual de seguridad ciudadana en la comunidad.

La llegada de estos agentes contribuirá a que Galicia pueda mantener los bajos índices de delincuencia que reflejan las estadísticas y que la convierten en una de las comunidades más seguras de España, como recordó el delegado del Gobierno, José Miñones, al informar del balance de criminalidad del Ministerio del Interior en el primer trimestre.

Los responsables de Interior han diseñado el dispositivo de verano con el fin incrementar la vigilancia y el control preventivo en las vías de comunicación urbanas e interurbanas, en las estaciones de tren y autobús, en puertos, aeropuertos, hoteles, playas y cámpings. El operativo se extenderá, asimismo, a los acontecimientos y espectáculos que supongan la asistencia masiva de personas.

El objetivo prioritario de este dispositivo está dirigido a reforzar la seguridad de las personas y, en especial, a evitar la comisión de determinados delitos contra la propiedad. Es ese el caso de los robos en el interior de viviendas, más frecuentes en estas fechas en las que muchos domicilios habituales se quedan vacíos al trasladarse sus propietarios a las residencias de verano y otros destinos vacacionales.

La Secretaría de Estado de Seguridad también ha dado instrucciones a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para que extremen la vigilancia sobre las estafas, un delito que se ha incrementado de forma notable en los últimos meses, y que está muy relacionado con el aumento del uso de las redes sociales y el auge del comercio electrónico.

En los meses de verano, la preocupación con este tipo de estafas se centra en las reservas de alojamientos y de paquetes turísticos de viaje a través de Internet. Los expertos recomiendan comprobar la fiabilidad de las personas que ofrecen esos servicios antes de proceder a su contratación.

Aumentan las estafas a través de Internet

Los datos de criminalidad que maneja el Ministerio del Interior sobre Galicia reflejan un incremento muy notable de los delitos asociados a las nuevas tecnologías. Es esta una de las mayores preocupaciones de los responsables policiales, porque están convencidos de que ese tipo de delitos se están consolidando. Los expertos advierten que es un cambio en la forma de actuar, pero que los mismos timos y estafas que antes se realizaban en la calle se cometen ahora utilizando las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Las sospechas apuntan a que los delincuentes han descubierto nuevas formas de engaño sin tener que correr excesivos riesgos. «No tienen que salir de casa para vender móviles que no existen. Lo hacen a través de un teléfono, de un wasap o de un correo electrónico», apunta un investigador.

Cada vez más estafas

En Galicia, las estafas y los delitos económicos aumentaron un 87 % respecto a los tres primeros meses del 2020. Y el mayor incremento se detectó en las estafas bancarias, habitualmente perpetradas por organizaciones criminales que trafican con cuentas y tarjetas de crédito, así como con datos personales que utilizan para cometer delitos económicos a gran escala.