La final de la Champions en Oporto llena de jets al tope máximo Peinador, Lavacolla y Alvedro

GALICIA

M.MORALEJO

Casi cien operaciones vinculadas al partido se registrarán en los tres aeropuertos donde se estacionarán los aviones que ya no caben en el Sá Carneiro

29 may 2021 . Actualizado a las 01:32 h.

Galicia estará muy presente en la final de la Champions League que mañana disputarán en Oporto el Chelsea y el Manchester City. Los aeropuertos de Vigo, Santiago y A Coruña se han convertido en emplazamientos alternativos para decenas de jets, aviones privados y contratados para desplazar, fundamentalmente desde Gran Bretaña, a seguidores de ambos equipos y aficionados al fútbol llegados desde diversos puntos de Europa. El Sá Carneiro está a tope de sus posibilidades para acoger más aeronaves, por lo que muchas de ellas recalarán en los aeropuertos gallegos durante el fin de semana tras desembarcar a su pasaje en la terminal portuguesa varios de ellos, y otras hacerlo en las pistas de la comunidad. 

Se rechazan ya en las tres terminales más permisos de aterrizaje y estacionamiento al haberse completado en todas ellas las plazas disponibles para aguardar al fin del partido hasta el domingo. Solo quedan libres los espacios destinados a la aviación comercial de pasajeros y un par de estacionamientos sin uso en cada una de las pistas para atender posibles incidencias.

Aena estima que en el aeropuerto de Vigo, desde hoy y hasta el domingo, habrá unos 40 movimientos y el sábado y el domingo estarán estacionadas alrededor de una decena de aeronaves de aviación general, la mayoría jets.

En el Aeropuerto de Santiago, hoy está prevista la llegada de cuatro aeronaves y mañana llegarán doce más. El domingo recalará otra que despegará en el día. En total, el sábado habrá aparcadas 16 aeronaves en el aeropuerto de Lavacolla. Entre los tres días habrá alrededor de 40 operaciones vinculadas a la final en dicha pista.

Y en el Aeropuerto de A Coruña hoy llegarán dos aeronaves de aficionados de los dos equipos y el sábado cuatro. En total, entre el viernes y el domingo se esperan alrededor de una docena de movimientos relacionados con este tipo de aeronaves y la cita de Oporto.

 No es la primera vez que los partidos de la Champions en la ciudad portuguesa generan un aumento del tráfico aéreo en Peinador, aunque no tan notable como con ocasión de la final de este año, prevista inicialmente para llevarse a cabo en Estambul. Al final el partido fue trasladado a la ciudad lusa tras haber incluido el Gobierno británico a Turquía entre los países de la lista roja de peligro por alta incidencia del coronavirus, lo que obligaría a los aficionados desplazados a pasar una cuarentena de 10 días a su regreso. 

Debido a la alta afluencia de aviones y aficionados, el Gobierno de Portugal ha implantado un régimen excepcional en el aeropuerto de Oporto entre las 0 y las 6 horas del domingo para facilitar la salida de los desplazados hacia sus países de origen tras la disputa de la final en el estadio Do Dragão. El Ejecutivo luso quiere facilitar un mayor movimiento en el segundo aeropuerto del país para evitar que los seguidores ingleses permanezcan mucho tiempo junto al estadio o el aeropuerto y se puedan generar enfrentamientos entre las dos aficiones o aumente el riesgo de propagación del covid. La UEFA ha autorizado la entrada al partido de 12.000 personas.