Las esperas en los centros de salud llegan a superar las dos semanas

M.varela / á. paniagua / r. domínguez REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

M.MORALEJO

Sanidade espera alcanzar el 60 % de presencialidad en las citas este año

29 may 2021 . Actualizado a las 18:48 h.

Lo habitual hasta que termine el año será que las consultas médicas se realicen por teléfono en los ambulatorios. Como mucho, en diciembre, solo seis de cada diez citas serán presenciales a pesar de que, para entonces, se haya alcanzado ya la inmunidad de grupo. Así lo advirtió esta semana el gerente del Sergas en el Parlamento, al reconocer que «hai motivos suficientes para aumentar a presencialidade, pero sempre con seguridade» y que hacerlo «empobrecería» la capacidad de la atención primaria. José Manuel Flores refrendó así el objetivo marcado por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, hace un mes, cuando apuntó como objetivo que el 40 % de las citas sigan siendo telefónicas a finales de año.

No es el único problema al que se enfrentan los pacientes que acuden a los centros de salud. El Sergas ha fijado en los Acordos de Xestión (AdX) de este año que cada cita se demore menos de cuatro días. El cumplimiento de ese plazo está lejos de alcanzarse, al menos según el chequeo realizado desde las distintas delegaciones de La Voz. Los tiempos se extienden, sobre todo, en ambulatorios de las grandes ciudades gallegas, si bien el panorama cambia dentro de las propias urbes. En Vigo hay hasta catorce días de espera en el centro de salud Pintor Colmeiro, que se reducen a 8 en Coruxo, a 6 en el Rosalía, se vuelven a prolongar a trece en el de Teis y se reducen a solo uno en Nicolás Peña o Beiramar.

Una consulta solicitada el día 27 en Baiona queda fijada el 31, cuatro jornadas de espera. En Nigrán se repite el mismo plazo, pero en Moaña se extiende ya a seis. En el de Tui se dispara hasta los 22 días, la mayor demora entre los centros consultados. En el centro médico ni siquiera es posible pedir cita por Internet, ya que las agendas solo se abren tres semanas.

Solo por teléfono

La petición de citas para atención primaria sigue condicionada a ser exclusivamente telefónica en A Coruña si se solicita por Internet, y la concesión de huecos varía mucho no solo entre los distintos centros, sino entre los facultativos de un mismo ambulatorio en función de los cupos de pacientes y también de las ausencias por cubrir.

A modo de ejemplo, a las doce de la mañana de ayer en uno de los recintos de A Coruña de mayor tamaño, el ambulatorio de San José, había pacientes que podían confirmar cita para ser atendidos en el mismo día, otros lograron consulta para hoy, y algunos, sin embargo, tendrán que esperar a la semana próxima.

Lo más habitual es poder cerrar una cita para el día siguiente, como señalaron usuarios del centro de salud de Federico Tapia, pero no en pocos casos la disponibilidad para consulta ordinaria por enfermedad se aplaza a la semana que viene, al lunes 31 de mayo. Ayer le sucedía a vecinos con médico en la Casa del Mar, el Ventorrillo y Matogrande. Pero los plazos se amplían en otros casos, y a un paciente del centro de salud de O Temple no le fue posible conseguir hueco con su médico de cabecera hasta el 7 de junio, casi dos semanas de espera.

Algo parecido sucedía en el centro de salud de O Castrillón, con usuarios con acceso a su facultativo hoy, pero también con agendas en las que el médico no tiene hueco hasta el 8 de junio.

En Vilagarcía, la espera depende del facultativo asignado, ya que en el mismo centro la espera oscila entre uno y seis días.