El Gobierno sostiene «a día de hoy» que las rebajas en la AP-9 llegarán en julio

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Peajes en la AP-9 a su paso por Pontevedra
Peajes en la AP-9 a su paso por Pontevedra RAMON LEIRO

Los descuentos dependen de que valide un real decreto antes de seis semanas

21 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Faltan apenas seis semanas para julio, el mes en el que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, marcó como inicio de unas «rebajas históricas» en los peajes de la autopista AP-9. Y los plazos están más que ajustados para poder cumplir con esa fecha. Falta acabar de negociar con la concesionaria términos del acuerdo como las bonificaciones a los transportes pesados o restar de los ingresos parte del tráfico inducido que ganará Audasa gracias a las bonificaciones y bajada de tarifas. Cuando se selle el pacto, el Ministerio de Hacienda tendrá que dar luz verde, lo mismo que el de Transportes. Y cuando pase por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno, se convertirá en real decreto para que le dé el visto bueno el Consejo de Ministros y ordene su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Una carrera administrativa que hace temblar los plazos establecidos por el propio ministro en su última visita a Galicia el mes pasado, y que incluso el presidente de la Xunta pidió públicamente adelantar a finales de junio para que se puedan aprovechar desde el arranque del verano.

Pese al poco tiempo que resta para que se cumpla el horizonte establecido, fuentes del Ministerio de Transportes aseguraron ayer que trabajan con el referente de julio para implantar la medida que llevará las tarifas de la AP-9 a la mitad en los viajes de vuelta realizados en 24 horas, como medida estrella. «A día de hoy se mantienen los plazos estimados», señalan voces recabadas entre la cúpula ministerial, que mantiene reuniones semanales con la concesionaria para ultimar el acuerdo y no dejar vías que propicien un posible conflicto legal con Audasa. Hay precedentes: la concesionaria ya ha ganado el pleito que interpuso tras haber decidido unilateralmente el Gobierno de Mariano Rajoy reducir a la mitad lo que abonaba a la empresa a cambio de no cobrarle a los automovilistas en Rande y A Barcala.