Impiden la entrada al pazo de Meirás a la empresa de mudanzas contratada por los Franco

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Imagen de la puerta de acceso al pazo de Meirás
Imagen de la puerta de acceso al pazo de Meirás César Quian

El abogado de la familia puso los hechos en conocimiento del juzgado y anuncia una demanda contra el Estado por incumplir una orden judicial

22 may 2021 . Actualizado a las 22:02 h.

La empresa de seguridad que vigila el pazo de Meirás impidió este jueves la entrada al recinto de un representante de la compañía contratada por los nietos de Francisco Franco para hacer la mudanza. Según el abogado de los Franco, Luis Felipe Utrera-Molina, un vigilante de la firma de seguridad contratada por el Gobierno no dejó entrar al personal que hará el traslado de los muebles, por lo que asegura que ha puesto los hechos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña para que tome las medidas oportunas, al tiempo que anunció que denunciará al Estado por incumplir una orden judicial.

Utrera-Molina explicó que el representante de la empresa de mudanzas viajó desde Madrid y que se presentó en Meirás para hacer un cálculo de los camiones que necesitará. El letrado aseguró que el vigilante hizo una consulta telefónica a sus superiores y después le respondió al operario de la mudanza que no tenía autorización para entrar. 

El abogado de los Franco ya anunció el miércoles que sus clientes habían contratado una empresa de mudanzas para iniciar la retirada de los muebles «cuanto antes». A su juicio, la diligencia de ordenación dictada por el juzgado la pasada semana era suficiente para permitir la entrada a la empresa que retirará los muebles una vez que los Franco comunicaron el nombre de la compañía en el juzgado.

Pero eso no es lo que piensa la Abogacía del Estado, que ha impugnado la resolución judicial que concedió un plazo de un mes a la familia Franco para poder sacar los muebles de Meirás, y solicita que se anule esa resolución judicial y se elabore una nueva en la que se detallen previamente las condiciones en que serán retirados los bienes muebles que se guardan en el pazo.

Una comisión judicial

El Gobierno quiere saber previamente qué bienes se llevarán los Franco y por eso la Abogacía solicita al juzgado que una comisión judicial supervise la mudanza del mobiliario de Meirás. En el recurso de reposición, pide que se determine qué tipo de muebles pueden llevarse los Franco, y también, que se grabe toda la operación para que quede constancia gráfica de las condiciones en las que son retirados los bienes. El Gobierno no puede impedir que los Franco se lleven mobiliario del pazo, porque así se lo permitió la Audiencia de A Coruña al anular las medidas cautelares sobre los bienes, pero sí pretende que la operación se haga de manera controlada y con la presencia de los funcionarios y el personal encargado de la gestión del inmueble, que ahora está al cargo de la Dirección General de Patrimonio del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda. La Abogacía del Estado solicita que se detallen los días y horas en los que se hará la operación.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, avanzó que el recurso es la primera de las decisiones que estudian los servicios jurídicos del Estado para «protexer un ben de patrimonio público». Además del Estado, ayer se supo que presentaron recurso contra el permiso dado a los Franco la Xunta, la Diputación de A Coruña y el Concello de Sada. La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ya anunció que su Ayuntamiento también recurrirá la decisión judicial. La alcaldesa dijo que colaborará con el Estado en todo lo necesario para certificar que el patrimonio que hay en el pazo de Meirás pertenece a todos los gallegos.

Mobiliario existente en uno de los salones del pazo de Meirás

El Estado pide que una comisión judicial vigile qué bienes se llevan los Franco de Meirás

José Manuel Pan

El Estado quiere controlar qué bienes se llevan los nietos de Francisco Franco del pazo de Meirás, y en el recurso presentado ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña solicitan que una comisión judicial supervise la mudanza que la familia del dictador ya ha contratado. Asimismo, pide que se determine qué tipo de muebles pueden llevarse y que se grabe toda la operación. El Gobierno no puede impedir que los Franco se lleven mobiliario del pazo de Meirás porque así lo permitió la Audiencia Provincial de A Coruña al anular las medidas cautelares sobre los bienes, pero pretende que la operación se realice de forma controlada y que estén presentes los funcionarios y el personal encargado de la gestión y la vigilancia del inmueble.

Seguir leyendo