El confinamiento por el covid no animó a los gallegos a tener hijos

Carlos Punzón
C. Punzón VIGO

GALICIA

ANGEL MANSO

La incertidumbre ante la pandemia se unió al endémico declive demográfico y nacieron 445 niños menos que un año antes

06 may 2021 . Actualizado a las 13:52 h.

Se puede decir ya de manera oficial con la estadística censal como respaldo: el confinamiento no propició que los gallegos aprovechasen la estancia forzosa en su hogares para tener más hijos que en años anteriores. Si en diciembre, el mes en el que empezaron a ver la luz los primeros pequeños concebidos en el inicio del confinamiento, los alumbramientos ya fueron menos que en el mismo mes del 2019, lo mismo ha ocurrido en el conjunto del primer trimestre del 2021, la etapa final en la que nacieron los niños engendrados hasta junio del año pasado, cuando se levantaron los casi cien días de permanencia en casa para la mayoría de los gallegos y españoles.

El balance mensual experimental que el Instituto Nacional de Estadística ha puesto en marcha este año publicando los datos de los nacimientos revela que de enero a marzo en Galicia nacieron en el primer trimestre del 2021 un total de 410 niños menos que en el mismo período del 2020. Y respecto al 2019 aún la diferencia negativa se agranda hasta los -445. El confinamiento no ha sido por tanto una época propicia para impulsar la natalidad en una comunidad que ya supera las tres décadas de más fallecimientos que nacimientos. 

En el conjunto de España el balance es negativo también en todas las comunidades autónomas y en cada uno de los tres meses de este año contabilizados, con lo que se pone en evidencia igualmente que la incertidumbre generada por el coronavirus y el aislamiento domiciliario no jugaron a favor de la reproducción. 

Por provincias, el número de nacimientos han bajado en A Coruña en el primer trimestre en 195, por 147 en Pontevedra, 39 en Lugo y 29 en Ourense.