La Xunta agotará los plazos para impedir que los Franco se lleven los bienes protegidos de Meirás

José Manuel Pan
José Manuel Pan REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Los Franco ya han pedido a la Xunta permiso para llevarse la biblioteca y las estatuas del maestro Mateo
Los Franco ya han pedido a la Xunta permiso para llevarse la biblioteca y las estatuas del maestro Mateo MARCOS MIGUEZ

Pide al Estado que reclame el resto del mobiliario e impulse su declaración BIC

01 may 2021 . Actualizado a las 22:59 h.

La Xunta ya ha recibido el escrito de la familia Franco pidiendo permiso para llevarse del pazo de Meirás las estatuas del maestro Mateo y los libros de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán, un trámite necesario para poder mover bienes que están catalogados como BIC y que, por lo tanto, cuentan con una protección específica. Pero la intención del Gobierno gallego es que esos bienes no salgan de Meirás. Lo dejó claro ayer en Santiago el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, que avanzó que la Xunta, «seguindo o sentir maioritario dos galegos», va a intentar «preservar eses bens para o patrimonio cultural de Galicia».

El conselleiro explicó que este caso tiene una gran relevancia jurídica, por lo que su resolución tiene que contar con «argumentos solventes e sólidos». Para eso, su departamento encargó una serie de informes sobre esos bienes protegidos a la Real Academia Galega, al Consello da Cultura Galega y a la Real Academia de Belas Artes para poder responder a la petición de los Franco. También se han hecho consultas a catedráticos especializados para tener más garantías técnicas y jurídicas. La Xunta dispone de un plazo de tres meses para dar una respuesta a la petición de la familia del dictador para llevarse de Meirás las estatuas del maestro Mateo y los libros de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán. Y todo indica que la Consellería de Cultura va a agotar ese plazo para no cometer errores «e facer as cousas ben».

«Temos competencias sobre eses bens, e ímolas exercer dentro do marco da lealdade e a seguridade xurídica», dijo el conselleiro, que esperará a tener los informes «para levar a cabo unha acción específica» que demuestre que las estatuas y la biblioteca forman parte del patrimonio cultural de Galicia. Pero el conselleiro no quiere acelerar los plazos: «Tan pronto nos dean os informes e teñamos unha reflexión xurídica solvente, responderemos á demanda da familia Franco. Pero temos tres meses».

Al margen de lo que suceda con las estatuas y con la biblioteca del pazo, lo cierto es que los Franco van a poder llevarse el resto de los bienes que hay en la que fue residencia de verano de la familia en los últimos 82 años. Podrán sacar todo de salvo que se abra un expediente para proteger el mobiliario que se considera patrimonio público. Es una opción que desveló ayer el conselleiro, pero que no es competencia de la Xunta, según explicó. «Os servizos xurídicos dinnos que é o Estado o que ten que reclamar a propiedade deses bens e impulsar a súa declaración como BIC», aclaró Román Rodríguez.

Competencia del Estado

Según los informes de los especialistas de la Xunta, es el Estado, actual propietario del inmueble, el que tiene que incoar un expediente para declarar de interés cultural los bienes del pazo de Meirás que estén afectos al patrimonio del Estado. Rodríguez ofreció la colaboración de su departamento, pero aclaró que se trata de una competencia del Estado, basándose en la Ley del Patrimonio Histórico Español, que indica que gozarán de singular protección y tutela los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español declarados de interés cultural por la ley o por real decreto.

«Mis clientes quieren llevarse del pazo todo lo que es suyo cuanto antes»

La Xunta tiene tres meses de plazo para responder a la petición de la familia Franco para llevarse los bienes del pazo. Pero por ahora no hay ningún plazo fijado para la retirada del resto de los enseres y muebles que hay en Meirás. La última diligencia de ordenación dictada por el juzgado concede a los Franco un mes para hacer la mudanza, por lo que, en teoría, podrían empezar el traslado de bienes en cuanto se lo soliciten a la Dirección General de Patrimonio del Estado, que es el departamento que gestiona el pazo. El abogado de los Franco ya anunció las intenciones de la familia: «Vamos a pedir permiso para retirar las pertenencias del pazo cuanto antes, porque mis clientes quieren llevarse todo lo que es suyo».