Ábalos, sobre el cobro en autovías: «Si no lo pagan los que las usan, tendrán que hacerlo todos»

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

El ministro Ábalos, este miércoles, en Jaén
El ministro Ábalos, este miércoles, en Jaén

Admite que ha planteado a la UE poner peajes en la red de carreteras, pero que aún «no hay nada, tranquilos, relájense»

29 abr 2021 . Actualizado a las 09:39 h.

No hay nada concreto, pero no se puede descartar que lo haya. El Gobierno recalca que no ha decidido implantar peajes en las autovías y otras carreteras, pero el propio Ejecutivo admite que ha comunicado a la Comisión Europea su intención de consensuar un sistema de pago por el uso de las vías de alta capacidad.

En ese escenario de acuciar por un lado el debate sobre cómo costear las carreteras y por otro evitar dar una solución concreta, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, alertó ayer de que los fondos públicos que se reservan a tal fin no son suficientes y que en los demás sistemas de transporte los usuarios pagan algún tipo de canon para mantener sus infraestructuras y que incluso en varios países se paga ya por transitar por sus mejores carreteras.

Aunque pudiera parecer que Ábalos se decanta con dicha advertencia por el cobro a los conductores como modelo de financiación del mantenimiento de las carreteras, el ministro aseguró ayer en una visita a Jaén no tener propuesta alguna para resolver dicha necesidad. «No hay nada. Tranquilos, relájense, no hay propuesta», aseveró. Pero al mismo tiempo el responsable de infraestructuras del Gobierno admitió haber mandado a la Comisión Europea por escrito su compromiso de consensuar un método para hacer frente al coste de las carreteras, que dijo ha oscilado entre 700 millones al año en la etapa de Rajoy a 1.200 millones en otros momentos.

«Hay que sintonizar con las políticas europeas y cuando hay que pedir recursos también hay que plantear reformas que vayan en la línea de coincidir con la línea europea donde España es una excepción en esto. Algo tendremos que plantear, o por lo menos, revisarlo», manifestó. Dicho compromiso remitido a Bruselas se enmarca en el plan de reformas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez asegura al Gobierno comunitario estar dispuesto a llevar a cabo a cambio de los 140.000 millones de euros de los fondos de recuperación europeos para hacer frente a la crisis generada por la pandemia.

«Parece necesario ver cómo lo financiamos -en referencia al plan de conservación de la red viaria-. Si algunos dicen no, esto se va a financiar a costa del presupuesto general, listo. Pero tendremos que ser conscientes de que no lo pagarán solo los que lo usan, sino todos, los que lo usan y los que no».

La propuesta de Ana Pastor

En su disquisición sobre el asunto, el ministro socialista afirmó que la única propuesta que existe en su departamento sobre el cobro en las autovías «la hizo Ana Pastor», plan que indicó llegó incluso a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, el último escalón antes de ser tratado por el Consejo de Ministros. Y otro estudio similar se lo achaca Ábalos a su antecesor, el popular Íñigo de la Serna. «Nosotros no tenemos nada», insistió. Sin embargo, el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, organismo adscrito al Ministerio de Transportes, ha elaborado varios proyectos de cobro en las carreteras en el 2006, 2009 y 2011 coincidiendo con los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero.

Tras recalcar su equidistancia sobre posibles modelos de financiación de las autovías, Ábalos acusó ayer al PP de «ponerse la venda antes de la herida», con una oposición a la adopción de peajes que no consideró «honrada». Según apuntó, el principal partido de la oposición estaría poniendo en marcha una campaña contra los peajes y la posibilidad de debatir al respecto.

De fuente de recaudación a serpiente de verano intermitente

Cristóbal Montoro planteó la posibilidad de imponer peajes en la red de carreteras como fórmula para rebajar el déficit de las cuentas públicas. La propuesta apenas pasó del papel entonces, hasta que el primer Gobierno de Pedro Sánchez empezó a manejar la idea de una bolsa común de peajes de autopistas y autovías que sirviese para rebajar los más caros, como los de Galicia, e igualar territorialmente un cobro ajeno cada vez a más territorios tras llegar al fin de su concesión cinco autopistas desde el 2018. El propio Ábalos impulsó de nuevo el debate el verano pasado y en noviembre de nuevo, aludiendo a la posibilidad de que pagasen solo los que se lucren con el uso de las carreteras de alta capacidad, como transportes y autobuses. Pero una vez que subió el suflé dialéctico al respecto, el ministro atribuyó el origen de la idea a una mera serpiente de verano.

La Asociación Técnica de Carreteras, plataforma integrada entre otros por técnicos del Ministerio de Transportes, ya se ha manifestado a favor del cobro y que este se implante además de manera urgente.