Las diferencias entre PP y PSOE dejan en un callejón sin salida el relevo de Jácome en Ourense

Los populares exigen ahora la dimisión del portavoz de los socialistas, que se niegan: «Todo é unha escusa e unha farsa»


ourense / la voz

Rafael Rodríguez Villarino, portavoz socialista en el Concello de Ourense, se ofreció esta semana a apartarse para facilitar un acuerdo con el PP que permitiese relevar a Gonzalo Pérez Jácome como alcalde. Sin embargo, para que el PP se siente a negociar la moción de censura Villarino no solo debería quedarse en un segundo plano, como planeaba, sino que tendría que dimitir y dejar el Ayuntamiento.

Dos días después de la oferta del líder socialista, este miércoles esa es la respuesta oficial de los populares, ofrecida en una rueda de prensa que protagonizó su portavoz municipal, Flora Moure, pese a que el coordinador del grupo popular y presidente local del partido es Jesús Vázquez. Según dijo, si Villarino se quedase en la corporación podría gobernar «a través de persona interpuesta». Achacó el ofrecimiento de Villarino a una estrategia para no perder el control del PSOE local: «Nos tememos que esté más preocupado por su supervivencia política que por la gobernabilidad de Ourense».

Moure explicó que, si se quedase en la corporación y fuese elegido alcalde otro concejal socialista, este podría dimitir al día siguiente para dejar paso a Villarino. Eso sería un engaño, dicen desde el PP, que aporta acuerdos de la Junta Electoral Central por casos similares que alimentan esos temores. Dudan de la fiabilidad del líder socialista: «Es el peor político local que ha tenido la ciudad».

Caballero, en Ourense

Otro obstáculo para el acuerdo es que —si Villarino efectivamente dimitiese— el PP exigiría entrar en el gobierno formando una coalición, pero Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, remarcó que lo que ellos piden es una única firma para así poder impulsar la moción de censura, dando a entender que los socialistas gobernarían en minoría. «Non vou caer nesas trapalladas», dijo el líder autonómico de la formación sobre ese posible pacto estable en una comparecencia ante los medios de comunicación convocada en Ourense un par de horas después de la intervención de la popular Flora Moure.

Caballero descartó, por otra parte, que el líder local del PSOE vaya a dimitir tal y como esta le reclamó. «Todo é unha escusa e unha farsa», resumió el secretario general, que añadió: «Parece que o PP o que quere é botar a Rafael Rodríguez Villarino ao río Miño. Son antidemocráticos». El aludido estaba a su lado y también rechazó la dimisión que le exigen. Si dejase el Concello, tampoco podría seguir en la Diputación de Ourense, donde es también el portavoz del grupo socialista. «Suporía deixar a miña vida política», explicó Villarino, que aseguró que «xa abonda» con renunciar a ser alcalde, como hizo. El PP pretende «que todas as persoas que estorbamos nos teñamos que ir», afirmó el líder del PSOE ourensano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las diferencias entre PP y PSOE dejan en un callejón sin salida el relevo de Jácome en Ourense