El informe de estado de los edificios de cincuenta años o más entrará en funcionamiento en mayo

La Xunta dará un plazo a los propietarios para que elaboren y presenten estos documentos obligatorios, que no serán necesarios para inmuebles declarados en ruina


El informe de evaluación del estado de los edificios (IAE), que en algunos ámbitos han dado en llamar la ITV de los inmuebles residenciales y que será obligatoria para aquellos que tengan más de 50 años, comenzará a funcionar el próximo mes de mayo, cuando entrará en vigor el decreto que regula la creación de este documento de inspección que velará por el correcto estado de conservación de las construcciones antiguas.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) ha publicado este martes ese decreto por el que se crea, además del informe de evaluación del edificio (IAE), el registro en el que deberán figurar las inspecciones técnicas de los inmuebles residenciales de más de 50 años.

El texto legal entrará en vigor a los 30 días de su publicación, aunque la Xunta ha aclarado que se dará un tiempo para que los propietarios de los inmuebles afectados encarguen, elaboren y presenten ante el ayuntamiento el informe, del que quedan excluidos los edificios que cuenten con una declaración firme de ruina.

El nuevo IAE acreditará la situación actual de cada inmueble en relación con su estado de conservación y con su cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad y eficiencia energética. El informe tendrá validez por un período de 10 años. Transcurrido ese tiempo, deberá ser renovado.

El Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) habilitará en su web una herramienta informática para ayudar a los propietarios a elaborar el informe, que generará un documento en formato pdf para entregar en el ayuntamiento junto con el resto de documentación exigida. También pondrá a disposición de los concellos una aplicación que les permita inscribir los IAE en el registro correspondiente. 

120.000 edificios residenciales con más de medio siglo

Según las cifras ofrecidas hace dos semanas, cuando la creación del IAE recibió el visto bueno del Consello de la Xunta, se estima que son unos 120.000 los inmuebles de uso residencial de más de 50 años que, a partir de mayo, tendrán que pasar un examen acerca de su estado de conservación, el cumplimiento de la normativa sobre accesibilidad y su grado de eficiencia energética.

El decreto da la opción a los ayuntamientos que lo deseen de elaborar un calendario para la presentación de los IAE en aquellos inmuebles con medio siglo o más de antigüedad. Sin embargo, deberán ceñirse a unos plazos, pues no podrá sobrepasarse el año desde la entrada en vigor de la normativa para los edificios catalogados y los tres años como máximo para el resto de edificios.

En el caso de aquellos inmuebles que todavía no hayan alcanzado el medio siglo, el IAE tendrá que llevarse a cabo dentro de un plazo máximo de un año desde el momento en que se cumplan los 50 años o antes si así lo establece la normativa municipal.

De la presentación de este informe quedan exentos aquellos inmuebles que cuenten con una declaración firme de ruina y los que dispongan de un certificado de inspección técnica de edificación (ITE). Estos últimos solo deberán completar la parte del estudio destinada a la accesibilidad y la eficiencia energética, según concreta el Ejecutivo autonómico.

En el caso de edificios catalogados o declarados Bienes de Interés Cultural (BIC), el informe de inspección cuenta con una plantilla específica en la que figurará su fecha de inclusión en el catálogo o momento de la declaración, además de un listado sobre la conservación de los elementos protegidos.

Así las cosas, el decreto establece seis mecanismos para fijar la edad de un inmueble, que podrá acreditarse a través del certificado final de obra, la licencia de primera ocupación, las escrituras acreditativas de final de obra, la cédula de calificación definitiva como viviendas protegidas, el certificado castastral y, por último, «cualquier otro medio de prueba admisible en derecho o estimación técnica».

En el caso de los edificios que hayan sido sometidos a rehabilitación integral, la fecha será estimada a partir del final de las obras de reforma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El informe de estado de los edificios de cincuenta años o más entrará en funcionamiento en mayo