El BNG y el Bloco de Esquerda portugués denuncian la «escora» hacia el Mediterráneo del diseño de las infraestructuras

Apuestan por aliarse para reclamar el blindaje de las conexiones ferroviarias entre Galicia y Portugal

Encuentro de representantes del Bloque y el Bloco este lunes en Oporto
Encuentro de representantes del Bloque y el Bloco este lunes en Oporto

El BNG y el Bloco de Esquerda portugués han celebrado este lunes en Oporto su segunda cumbre de cara a fortalecer una «alianza atlántica fronte ao centralismo» que achacan a los gobiernos de España y Portugal.

El encuentro ha concluido con la firma de lo que han denominado Carta do Porto, en la que apuestan por defender un diseño de infraestructuras e inversiones «que permita a cohesión territorial e faga de contrapeso fronte a unha visión centralista que escora cara o Mediterráneo».

La líder del Bloque, Ana Pontón, destacó que Galicia y Portugal tienen intereses comunes que merecen apostar por una «cooperación intelixente» para avanzar en ámbitos «clave» a ambos lados de la frontera que traza el río Miño. Por ello, el encuentro abordó tres asuntos principales. Por un lado, las conexiones ferroviarias, en particular la salida sur de Vigo y el Corredor Atlántico; por otro, la movilidad transfronteriza; y como tercer asunto, las relaciones culturales y lingüísticas, promoviendo el desarrollo en ambos países de la Lei Paz Andrade para aprovechamiento de los vínculos en el ámbito de la lusofonía.

En lo que toca a las conexiones, el encuentro incidió en la necesidad de impulsar un gran eje ferroviario atlántico que conecte todas las ciudades desde Ferrol a Sines para transporte de personas y de mercancías y resulte «estratéxico» para la vertebración territorial y el desarrollo económico. Por ello, AnaPontón abogó por impulsar «unha gran fronte política, social, institucional, económica en defensa desta infraestrutura, como contrapeso ao deseño centralista do estado español e a priorización do eixo mediterráneo».

Respecto a la movilidad transfronteriza surgieron tres propuestas concretas: impulsar ante los gobiernos español y luso un pasaporte de ciudadanía transfronteriza para los trabajadores de uno y otro lado de la raia que facilite su movilidad y simplifique trámites administrativos; que se elabore un estudio del impacto económico del cierre de frontera por la pandemia para establecer un plan de compensaciones a los sectores afectados; y reclamar una inversión territorial integrada para reactivar la economía de la zona.

En el ámbito lingüístico se incide en el desarrollo de la Lei Paz Andrade, nacida de una iniciativa legislativa popular y que el Parlamento gallego aprobó en el 2014. Entre las propuestas están el intercambio de emisiones de las televisiones y radios públicas gallegas y portuguesas, así como de programas audiovisuales, y potenciar el conocimiento del portugués en los centros de enseñanza.

El encuentro en Oporto, en el que participaron una docena de representantes de ambas formaciones políticas, es el segundo tras el mantenido en Vigo en diciembre, y tendrá continuidad con una nueva reunión, cuya celebración se prevé para dentro de unos meses en la ciudad de Lisboa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
57 votos
Comentarios

El BNG y el Bloco de Esquerda portugués denuncian la «escora» hacia el Mediterráneo del diseño de las infraestructuras