José Miñones: «Me consta que el Gobierno de Sánchez tiene un compromiso con Galicia»

El nuevo delegado del Gobierno ofrece diálogo: «No tiene por qué haber mala relación con la Xunta»

José Manuel Miñones, en su despacho de la Delegación del Gobierno, en A Coruña
José Manuel Miñones, en su despacho de la Delegación del Gobierno, en A Coruña

Redacción / La Voz

Hace dos semanas, José Manuel Miñones (Santiago, 1972) regresaba a su despacho en la alcaldía de Ames tras la hora del café y recibió la llamada de la vicepresidenta Carmen Calvo. «Que sepas que confiamos en ti para ser delegado del Gobierno en Galicia». Fue la primera noticia sobre cuál iba a ser su nuevo cargo. «Lo vas asentando poco a poco, pero inmediatamente te pones a ello, con naturalidad». Así supo Miñones que iba a ser el undécimo delegado del Gobierno y que adelantaría de esa forma su salida de la alcaldía. «Era mi última etapa porque me comprometí a estar dos mandatos. Ames es un concello de mucha actividad, con la población más joven de Galicia y con una gestión diaria difícil. Ya estaba pensando en volver a la facultad, en la investigación, que me encanta. Nunca pensaba en un puesto como este, pero estoy muy agradecido y lo afronto con ilusión y muchas ganas».

-En su toma de posesión dijo que apostaría por el municipalismo. ¿Cómo se hace eso desde la Delegación del Gobierno?

-Creo que se puede hacer mucho. Precisamente, como vengo del municipalismo y como estoy preparando la ponencia socialista sobre ese tema, veo que es necesario que todas las políticas que estamos haciendo desde el Gobierno, o incluso las que se hacen desde la Xunta, se trasladen a los municipios. Voy a crear un área de coordinación municipal para estar en contacto directo con los ayuntamientos, y que les llegue cada noticia, cada publicación en el BOE, cada información de relevancia, o ayuda o subvención a la que puedan acceder.

-Quiere que la acción del Gobierno llegue a cada rincón de Galicia. ¿Cómo lo hará?

-Quiero trasladarme todas las semanas a los concellos y complementar la labor que ya están haciendo los subdelegados. Se trata de decir que aquí esta el Gobierno, y exponer todas las políticas a disposición de los concellos. Mi primera visita será a Negueira de Muñiz, el municipio con menos habitantes, solo 218. Quiero trasladar que no por ser pequeños son menos importantes. Hay 200 concellos de menos de cinco mil habitantes y ahí es donde la palabra municipio tiene más sentido y más valor. Vivir en uno de esos concellos debe ser un privilegio y un motivo de orgullo.

-Por eso lo de llegar a cada rincón de Galicia.

-Es eso realmente. Cuando está la Xunta y las diputaciones, parece que el Gobierno queda el último. Pero no es así. Tenemos que transmitir esas políticas que se hacen desde el Gobierno, muchas de las cuales yo mismo desconocía como alcalde.

-Ofrece diálogo. ¿Cómo mejorará la relación con la Xunta?

-No tiene por qué haber una mala relación. Yo mismo vengo de una experiencia de seis años gobernando con tres partidos. Y en el primer mandato, en minoría y llegando a acuerdos por unanimidad con hasta siete fuerzas políticas distintas. Es cierto que en estos años hay mucho ruido, pero cuando bajas al día a día, como Administración tienes que llegar a lo que quiere el ciudadano, y eso se hace a través del diálogo y el entendimiento. Tenemos la muestra de lo que pasó entre Feijoo y el ministro Ábalos, donde se desbloquearon asuntos históricos. Esa es la línea que hay que seguir, la de sumar desde la diferencia. Y es la que quiero buscar con la Xunta.

-Va a ser el delegado que se suba al primer AVE.

-Con la información que estoy recibiendo en estos días estoy viendo la cantidad de asuntos que están sobre la mesa, algunos históricos. Y que el AVE podamos tenerlo en este segundo semestre y Galicia vuelva a estar conectada, es una oportunidad única. Y la liberación de los peajes de la AP-9, o la línea ferroviaria Lugo-Ourense por Monforte. Son inversiones continuas que van a suponer una revolución histórica en estos dos próximos años. Y esperamos más inversiones, como el puerto exterior de A Coruña, con un desbloqueo de otro proyecto histórico. Pero no se acaba ahí. Hay que seguir con todas las infraestructuras y las políticas del Gobierno en Galicia.

-¿Qué le pide el delegado del Gobierno al Gobierno?

-Para mí es clave el diálogo. Le pediría que siga con el diálogo, porque hay muchos compromisos más allá de los grandes acuerdos históricos. Que se expliquen los asuntos, porque a mí me consta que hay un compromiso del Gobierno con Galicia. No podemos perder ese diálogo para explicarlo. Y decir que las cosas pueden tardar más o menos, pero no se dejan en stand by, como estuvieron durante mucho tiempo.

-¿En qué se basa para decir que el Gobierno tiene un compromiso con Galicia?

-La propia vicepresidenta Carmen Calvo me lo trasladó así en la primera conversación que tuve con ella. Me dijo: ‘‘Que sepas que estamos comprometidos con Galicia''. La realidad es que Galicia está en la agenda del Gobierno de Pedro Sánchez y que se ha estado trabajando y haciendo unas inversiones que ahora empiezan a dar sus frutos. Como ha sucedido con los acuerdos históricos a los que se llegó en la visita del ministro Ábalos.

-El AVE, rebajas en la AP-9. Llega usted en un momento dulce.

-Hay proyectos que se están iniciando ahora y que será otro delegado el que los reciba, como me pasa ahora a mí, que me tocan después de años de trabajo y de un impulso de este Gobierno que está apostando por Galicia. y que se puede demostrar.

«Tenemos que empezar a retomar la normalidad, y eso llegará con la vacunación»

Esta semana ha empezado a organizar la agenda. La anterior, con la toma de posesión y la visita del ministro Ábalos apenas tuvo tiempo de conocer las interioridades de su nuevo cargo. Ya se reunió con los subdelegados del Gobierno (tres mujeres y un hombre). Asegura que los mantendrá en sus puestos: «Mi idea es mantener una continuidad renovada. No tengo pensado cambiar nada a corto plazo». Ayer presidió su primera reunión con los responsables de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de la Policía Autonómica para coordinar el dispositivo policial por la pandemia.

-En un mes acabará el estado de alarma. ¿Que pasará después?

-La clave y la mejor política que se puede hacer para después del 9 de mayo es vacunar, vacunar y vacunar. Y esa tiene que ser la línea que nos va a permitir estructurar mejor todo. Las comunidades tendrán sus instrumentos jurídicos y siempre van a tener la colaboración del Gobierno. Pero tampoco podemos extender un estado de alarma. Tenemos que empezar a retomar la normalidad, y eso llegará con la vacunación.

-¿Y la recuperación social? Habrá más paro, negocios cerrados...

-Es complicado, pero el Gobierno ya está trabajando sobre eso. Y si algo hay que reconocerle es la respuesta social y empresarial que ha dado en estos meses. No sé qué hubiese pasado con otro Gobierno. Hay que destacar el escudo social que se ha dado, con iniciativas que están llegando a la gente, con los ERTE y con las ayudas a las empresas. Son 7.600 millones destinados a Galicia.

-Ábalos vino a su toma de posesión. ¿Espera a más ministros?

-La idea es que vengan o yo vaya a Madrid. Necesito esa comunicación directa. En los últimos meses han venido ministros Galicia, pero necesitamos más contacto por muchos temas que están sobre la mesa: el sector industrial, el de la transición energética. El propio ministro Iceta, del que dependen las delegaciones del Gobierno, me trasladó que quería venir para conocer las necesidades de la Administración General del Estado en Galicia.

-¿Habló ya con Pedro Sánchez?

-Sí. A  Sánchez lo conocí cuando aún no era presidente, en aquel recorrido que hizo por toda España. Ames fue uno de los primeros sitios que visitó. Hacíamos unas jornadas sobre el socialismo en Galicia en las que el participó. Luego vino en las autonómicas en las que fue candidato Leiceaga.

«No hay ninguna clave orgánica. Hoy por hoy, tengo suficiente con esto»

El nombramiento de Miñones como delegado del Gobierno fue una sorpresa, incluso para él. Y se habló de la posibilidad de que su nuevo cargo sea un empujón para ser algo más en la estructura del PSdeG. Es un político en alza, que se encargará de defender una ponencia sobre municipalismo en el próximo congreso federal del PSOE. Pero él lo niega. «Más veces no se puede aclarar eso. Lo dijo la vicepresidenta en la rueda de prensa del Consejo de Ministros diciendo que no hay ninguna clave orgánica en mi nombramiento. Y también lo dijo Ábalos. Yo mismo comparecí con el secretario general de mi partido en Galicia, con el que tengo muy buena relación. Hoy por hoy, tengo suficiente con esto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

José Miñones: «Me consta que el Gobierno de Sánchez tiene un compromiso con Galicia»