Las víctimas del Alvia llevan a los tribunales al Ministerio de Transportes y al órgano de investigación de accidentes por «falta de independencia»

redacción LA VOZ

GALICIA

Imagen de la manifestación de las víctimas del Alvia en Santiago, coincidiendo con el aniversario del accidente el pasado 24 de julio
Imagen de la manifestación de las víctimas del Alvia en Santiago, coincidiendo con el aniversario del accidente el pasado 24 de julio Xoán A. Soler

La plataforma de afectados remite una carta a la presidenta del ADIF para que «cumpla su palabra» y cese al exjefe de seguridad que irá al banquillo por el descarrilamiento de Angrois

14 abr 2021 . Actualizado a las 17:11 h.

La plataforma de víctimas del siniestro del tren Alvia, que ocurrió en Angrois (Santiago) hace casi ocho años, llevan este jueves ante los tribunales al Ministerio de Transportes y a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), por «falta de independencia».

En concreto, presentarán una demanda en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, motivo por el cual han convocado una concentración a sus puertas de 11,30 a 12,30 horas.

Los afectados harán entrega de la demanda en la sala de lo contencioso-administrativo de este tribunal, que es el que resulta competente, según consta en la resolución del ministerio en la que se contiene la negativa a su reclamación de cese de los miembros de la CIAF.

El pasado mes de marzo fue cuando la asociación recibió esta resolución del Ministerio de Transportes, que desestimó formalmente la petición de renovación de parte de los miembros de la citada comisión, que, para la plataforma, «a día de hoy no goza de independencia».

A su vez, la CIAF desestimó, por silencio negativo, llevar a cabo una nueva investigación tutelada por la Agencia Ferroviaria Europea (ERA).

La semana pasada trascendió la confirmación, ya definitiva, del cierre de la investigación del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago por parte de la Audiencia Provincial de A Coruña.

De este modo, los dos imputados, el maquinista y el exjefe de seguridad en la circulación del ADIF, irán a juicio para determinar si son responsables de 80 supuestos delitos de homicidio y 144 de lesiones por imprudencia profesional grave.

A este respecto, la plataforma ha escrito por carta a la presidenta del ADIF, Isabel Pardo de Vera, para exigirle «que cumpla con su palabra» y cese al cargo de libre designación que irá a juicio por su etapa como responsable de seguridad en la empresa pública, Andrés Cortabitarte.

Además, la asociación entiende que Pardo de Vera también debería destituir a la actual directora de seguridad en la circulación del ADIF, Esther Mateo, al haber elaborado un peritaje para defender, durante la instrucción de la causa ahora ya cerrada, la actuación del administrador ferroviario.

«Tiene usted ahora la oportunidad de mostrar su sensibilidad, cumplir su palabra y generar una verdadera cultura organizativa basada en la coherencia. Esperamos que realmente diferencie los comportamientos admisibles de los que no lo son y haga valer su compromiso al frente de una organización pública, transformando la cultura de la ocultación y apostando por la seguridad», le dicen.

Accidente del Alvia en la curva de Angrois, el 24 de julio de 2013

El juez cierra de nuevo la instrucción del Alvia con el maquinista y un cargo del ADIF como imputados

pablo gonzález

Casi un año después de que se reabriera la investigación del accidente ferroviario de Santiago por la denuncia del borrado de averías del Alvia de un exempleado de Talgo, el juez Andrés Lago Louro ha decidido volver a cerrar la causa, al no encontrar indicios suficientes para seguir investigando estos hechos, que en su opinión no tuvieron «incidencia causal en el accidente». Así, defiende en un auto que la causa se siga contra el maquinista, Francisco José Garzón Amo, y el que era el director de Seguridad en la Circulación cuando se puso en servicio la línea, Andrés Cortabitarte. A ambos se les imputa 80 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional y otros 144 delitos de lesiones, también por imprudencia grave. En el auto se da un plazo de diez días a las partes para que soliciten la apertura de juicio oral o el sobreseimiento, así como la práctica de diligencias que se consideren imprescindibles para formular la acusación. En cualquier caso, será la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, la que tenga la última palabra, pues ya frenó en dos ocasiones la apertura del juicio oral al considerar que era necesario seguir investigando.

Seguir leyendo