Agotados en solo doce horas los bonos turísticos de la Xunta

La sede electrónica de la Administración autonómica experimentó importantes esperas por el gran número de personas que trataron de pedir las tarjetas prepago. Las de 500 euros fueron las más demandadas

Foto de archivo
Foto de archivo

Doce horas han bastado para que se hayan agotado los bonos turísticos ofertados por la Xunta. El plazo para solicitarlos se abrió a medianoche, y en las primeras horas la sede electrónica de la Xunta llegó a registrar unas 150 peticiones cada cinco minutos. Así las cosas, doce horas después, a mediodía, ya se habían solicitado todas las tarjetas prepago que permitían los dos millones de presupuesto asignados a esta iniciativa. 

Según se ha informado desde Vicepresidencia Primeira, las tarjetas de 500 euros han sido las más demandadas, copando el 82 % de las solicitudes presentadas, mientras que el 10,3 % de las pedidas fueron las de 375 euros, y el 7,3 % restante fueron de 250 euros. La Xunta aporta el 60 % de esas cantidades, el 40 % restante corre a cargo del beneficiario, que deberá abonar el dinero en el plazo de tres días desde que se le comunique la concesión del bono turístico.

Para el vicepresidente Alfonso Rueda, la rapidez con la que se agotaron las subvenciones supone un éxito y una «moi boa noticia» para los empresarios del sector turístico. «Os galegos están botando unha man ao sector e están dando un empurrón á recuperación do turismo interno», destacó. 

Queda claro que esta segunda convocatoria del bono turístico de la Xunta, dirigida esta vez a cualquier persona mayor de edad empadronada en un ayuntamiento gallego, despertó un enorme interés. A las 10:30 de esta mañana la sede electrónica de la Xunta ya había registrado 10.200 solicitudes, según datos proporcionados por la Amtega (la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia, responsable de la sede electrónica).

El gran número de personas que desde medianoche (cuando se abrió el plazo) intentó presentar su solicitud de bono, algo que solo se pudo hacer de manera telemática, trasladó las largas esperas que ayer se registraban en la web de Turismo de Galicia para informarse sobre la iniciativa, a la sede electrónica de la Xunta.

Captura del mensaje de sala de espera de la sede electrónica de la Xunta este mediodía
Captura del mensaje de sala de espera de la sede electrónica de la Xunta este mediodía

Desde la Amtega explican que las entradas en la sede se multiplicaron de manera significativa a partir de las doce de la noche, tanto que a lo largo de la madrugada fue necesario activar el servicio de sala de espera, que este mediodía informaba de tiempos superiores a una hora. Como la demanda seguía aumentando, fue necesario duplicar la capacidad de tramitación. La sede telemática de la Xunta llego a estar atendiendo 75 demandas por minuto

Sin embargo, diversos usuarios aseguran que nada más abrirse el plazo de solicitud a medianoche, la sede electrónica de la Xunta sufrió una incidencia técnica, se colapsó y su funcionamiento llegó a estar interrumpido en ciertas ocasiones por períodos de más de media hora. Desde Vicepresidencia insisten en que el reforzamiento del servicio «permitiu garantir o funcionamento ininterrompido da sede electrónica a partir da unha da madrugada».

 1.500 presentaciones a la hora

Así, llegaron a realizarse 1.500 presentaciones a la hora en la sede electrónica de la Xunta. La inmensa mayoría fueron solicitudes del bono turístico. Frente a las 10.200 peticiones de estas tarjetas prepago realizadas hasta las diez y media de la mañana, se registraron 237 trámites relacionados con otras de las muchas cuestiones que se gestionan a través de la sede telemática de la Administración autonómica y que también están sufriendo las esperas provocadas por el aluvión de entradas relacionadas con las subvenciones turísticas.

Cabe recordar que los bonos turísticos, en sus tres modalidades de 500, 375 y 200 euros, se concederán por orden de presentación de solicitud, hasta agotar los dos millones de euros con los que la Xunta ha presupuestado esta iniciativa que pretende estimular la demanda turística interna, paliando la difícil situación generada en el sector por la pandemia.

¿Cómo funcionarán ahora los bonos? Quienes hayan resultado beneficiarios tendrán tres días naturales desde que se les comunique su obtención para ingresar en la cuenta que indique la Administración autonómica la parte del dinero que les corresponde aportar (200, 150 o 100 euros, según el tipo de tarjeta solicitada). Si en esos tres días no se realiza el ingreso, se perderá el derecho al bono. Si se ingresa, la Xunta pasará a cargar en la tarjeta monedero el importe total y dará aviso a Abanca para que emita dicha tarjeta y la envíe al beneficiario en un plazo máximo de diez días.

El dinero podrá gastarse hasta el 15 de diciembre en los establecimientos (de alojamiento o agencias de viajes) adheridos a la iniciativa, que son cerca de setecientos.

Estos bonos turísticos tendrán la consideración de subvención y deberán ser declarados a Hacienda el año que viene.

La campaña, iniciativa de la Administración autonómica en colaboración con el Clúster Turismo de Galicia, y en la que participan las diputaciones de A Coruña y Ourense, pretende movilizar 6,8 millones de euros entre las empresas del sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Agotados en solo doce horas los bonos turísticos de la Xunta