Empieza la fase de construcción y ensayos con otros dos prototipos antiniebla en la A-8

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Se trata de un sistema para reducir la intensidad de las brumas procedentes del mar y otro que desvía la niebla a cotas más altas para que desaparezca

12 abr 2021 . Actualizado a las 21:14 h.

El Ministerio de Transportes ha iniciado la segunda fase en el proceso de construcción y experimentación de los prototipos para mejorar la seguridad vial y reducir la niebla en el conocido como tramo negro de la autovía del Cantábrico (A-8), en el alto de Fiouco, en el entorno de Mondoñedo y A Xesta. Si el verano pasado se colocaron los dos dispositivos de ayuda a la conducción (un sistema de balizamiento lateral con luz láser y otro de señalización horizontal con tecnología led proyectada sobre la calzada), ahora toca el turno de los sistemas para reducir, eliminar o desplazar las brumas que suben montaña arriba desde el mar, causando situaciones de muy baja visibilidad especialmente en mayo, junio y julio.

Por un lado, se trata de un sistema de difusión automático por medio de aspersores de materiales higroscópicos, esto es, sustancias que atraen el agua en forma de vapor. Por otro, un dispositivo que combina barreras estáticas y dinámicas para desviar la niebla, pues esta disminuye si se aumenta la altura sobre el terreno. Estos son los dos sistemas que se construirán en un área reservada al efecto, de tal forma que este verano estarán todos los prototipos en la fase de experimentación.

Futura contratación

Después de este proceso, un equipo técnico decidirá si estas ideas son viables. Una vez validada la tecnología ensayada, se procederá a una contratación convencional para la construcción de los sistemas antiniebla seleccionados y resolver la problemática existente en este tramo de la transcantábrica, donde es necesario desviar el tráfico por la carretera nacional cuando se superan unos determinados umbrales de baja visibilidad.

El importe total de los cuatro contratos de servicio es de 5,6 millones de euros. Este proceso de compra pública innovadora está financiado en un 80 % a través del Programa Innocompra del Ministerio de Ciencia e Innovación, mediante la financiación comunitaria de los fondos Feder.

Transportes trabaja para solventar los problemas que produce la niebla en este tramo de la A-8 desde que en julio del 2012 se produjo un grave accidente múltiple que causó una víctima mortal y decenas de heridos.

Parte de los 39 vehículos implicados en el accidente ocurrido el 26 de julio del 2014

La Audiencia Nacional exime al Estado de culpa en el macroaccidente múltiple de la A-8 causado por la niebla

pablo gonzález

El Ministerio de Transportes fue demandado por responsabilidad patrimonial por el accidente múltiple ocurrido el 26 de julio del 2014 en el tramo negro de la autovía del Cantábrico (A-8), donde densas nieblas procedentes del mar reducen la visibilidad al mínimo. Precisamente desde esta colisión múltiple de 39 vehículos, en la que murió una mujer de 37 años y hubo cuatro heridos graves y 27 leves, se decidió cortar el tramo del alto de Fiouco, en el entorno de Mondoñedo, cuando el nivel de visibilidad se reducía a determinados niveles. También se reforzó la señalización, y en la actualidad están siendo probados los prototipos para reducir la niebla y mejorar la seguridad en el tramo, inaugurado apenas seis meses antes por la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor.

Seguir leyendo