Ábalos confirma a Feijoo dos fechas históricas: las rebajas de la AP-9, en julio, y el AVE, en otoño

GALICIA

Feijoo y Ábalos, esta mañana en el Obradoiro, antes de iniciar su reunión
Feijoo y Ábalos, esta mañana en el Obradoiro, antes de iniciar su reunión Xoán A. Soler

El ministro de Transportes y el presidente de la Xunta avanzaron con la alcaldesa de A Coruña las fórmulas para activar Langosteira y liberar los terrenos urbanos

09 abr 2021 . Actualizado a las 18:58 h.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, cumplieron su compromiso de continuar en Galicia la alterada entrevista de hace unas semanas, que coincidió con la moción de censura en Murcia y la convocatoria de elecciones en Madrid. Este viernes, en Santiago, tuvieron tiempo para hablar y «concretar», que fue la palabra más utilizada por ambos dirigentes. Ábalos, que está en Galicia con buena parte del equipo directivo del ministerio, se presentó a la reunión en el Pazo de Raxoi con tres fechas clave que permitieron a Feijoo hablar de «reunión productiva»: las bonificaciones en la autopista AP-9 comenzarán a principios de verano; el AVE estará en marcha en otoño, antes de que acabe el 2021; y la conexión ferroviaria entre Lugo y Ourense, para el 2024.

El otro gran asunto sobre el que giró el encuentro fue el puerto exterior coruñés, un asunto para el que se incorporó a la cita la alcaldesa Inés Rey, que interrumpió un café inicial a solas entre Ábalos y Feijoo en el que abordaron la actualidad política. El dinero, 140 millones, saldrá del Ministerio, del Mecanismo de Reactivación y Resiliencia, y lo ejecutará ADIF, pero  ahora toca avanzar en los diferentes convenios entre el Concello, la Xunta, la Autoridad Portuaria, Puertos del Estado y los diferentes departamentos del ministerio para lanzar la operatividad de Langosteira y liberar suelos del puerto interior para el uso y disfrute ciudadano. Ábalos puso sobre la mesa una «solución de conjunto» que incluya la redefinición de la deuda que atenaza al puerto coruñés.

 La llegada del AVE no pareció generar tensiones, si se atiende al tono que sostuvieron al abordar los plazos definitivos de estreno de la infraestructura. La marcha de las obras en los túneles y las pruebas que se están realizando permiten garantizar que la conexión Madrid-Galicia estará en funcionamiento en otoño o a finales de año, una diferencia de «días» a la que el dirigente gallego no le dio importancia. «Voy a Madrid cuando tú me mandes, pero el próximo invierno iré en AVE», bromeó Feijoo, que pactó con Ábalos continuar con las reuniones «al menos» cada cuatro meses.