Miguel Ángel Vázquez, presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía: «Esto ha sido un gerontocidio»

El experto llama la atención sobre la permanente disciminación a los mayores


Miguel Ángel Vázquez (Baamonde, 1957) es un hombre elocuente. Sabe mucho de lo que dice y sabe decirlo bien. Atentos, porque después de leer esta entrevista con el presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía van a tener que reflexionar sobre algunas cosas.

-Se acaba la pesadilla en las residencias.

-Sí. Los informes ya nos indicaban que el 98,89 % de los mayores vacunados, si contraen la enfermedad, están libres de síntomas. Podemos dar por finiquitado este episodio tan lamentable de la historia de este país. Nunca a lo largo de los siglos han muerto tantas personas mayores que estaban siendo cuidadas.

-Esta pandemia ha sido contra todos, pero sobre todo, contra ellos.

-El 72 % de los fallecidos lo fueron en residencias. Aproximadamente han muerto por covid en residencias unas 52.000 personas mayores. Son cifras estremecedoras. En nuestra opinión se pudo evitar el 70 % de los fallecidos en residencias.

-¿Cómo? ¿Enviándolos al hospital?

-El hospital es un lugar inhóspito para las personas mayores. La mayor parte de los pacientes solo requerían ser aislados. Si se deja un caso positivo en un entorno de vulnerables y en una situación cerrada, prácticamente garantizas el contagio. Y fue lo que ocurrió. Esto fue un gerontocidio. Probablemente involuntario. Y ha sido un fenómeno mundial.

-Ahora están mejor.

-Sí, pero pese a ser los únicos que están todos vacunados, solo pueden salir dos horas dos días a la semana. Es un poco absurdo. Ya ve, primero les dejamos morir y luego los encarcelamos. Es dramático.

-Pero si están inmunizados.

-Pues han sido a los únicos que no se les ha permitido ir con su familia estos días de Semana Santa o en el puente de San José. Hay un exceso de paternalismo, actitudes edadistas.

-Explique un poco qué es eso del edadismo.

-Es un concepto acuñado en 1972 y que hoy se admite como el tercer ismo, después del racismo y del machismo. Se puede resumir como la discriminación por razón de edad. Y mata más que la hipertensión arterial. Hay mucho microedadismo: «Tú, como eres mayor, para esto no vales; deja que lo haga alguien más joven, ¿cómo te vistes así a tu edad?...». Y para halagarles les decimos: «¡Mira qué joven estás!». Como si ser mayor fuera malo.

-Hoy en día, ser mayor es un demérito.

-Esa es la cuestión. Nos escandalizamos cuando alguien es racista o machista, pero asumimos ese paternalismo o esa infantilización cotidiana. Ser viejo no es malo, es una parte de la vida. Y las autoridades se arrogan derechos que no tienen. Imagine que en vez de imitar los derechos de las personas mayores en residencias se los limitasen a cualquier otro ciudadano. A lo inmigrantes, a los gais, a cualquiera. Sería un escándalo y todo el mundo hablaría de ello. Pero con los mayores no pasa.

-Pero a todo el mundo le gusta que le digan que parece más joven.

-Hay una belleza de juventud y una belleza del mayor, aunque no hay un canon establecido para los mayores. Ellos se consideran guapos porque lo son. Una persona mayor puede ser guapa y atractiva, por eso no tiene sentido decirle: «!Qué joven estás!». Incluso desde las autoridades se toman decisiones edadistas.

-Se hace con la mejor intención, supongo.

-Sí, pero para trabajar con los mayores no basta con querer, hay que saber. La sociedad debe empezar a asumir que tiene muchas personas mayores, que en Galicia son el 25 %

-Galicia es muy mayor.

-Y en Lugo y Ourense, uno de cada tres ciudadanos es mayor de 65 años. Tenemos que mirar más hacia ellos. No puede ser que para pedir cita en tu médico de cabecera, te lo pongan tan complicado. Estamos cerrando la sociedad a un grupo de personas que la han construido. La sociedad no puede limitar ni uno solo de los derechos de las personas mayores, porque limita su propio futuro.

-Seguro que lo tienen muy estudiado.

-Mire, hicimos una investigación y constatamos que en atención primaria los médicos dedican menos tiempo a la gente mayor, solo porque son mayores. Y dentro de los mayores, menos tiempo a las mujeres. Suelen tener más problemas de salud, más medicación, suelen explicarse peor... pero el médico les dedica menos tiempo. Más del 25 % de los mayores que le dicen al médico que tienen problemas de memoria no son diagnosticados, porque el médico entiende que, como es mayor, es normal. Es una tragedia.

-¿Se ha vacunado?

-Sí.

-¿Cómo le gustaría envejecer?

-Me gustaría envejecer en mi casa, con equilibrio y manteniéndome activo, participando en una sociedad que me lo permita. Y que no me jubile obligatoriamente.

-A la jubilación aspiramos todos.

-Pero la jubilación obligatoria es anticonstitucional. ¿Eres más incompetente el día que cumples los 65 que el día anterior? La jubilación debería ser voluntaria siempre y cuando las dos partes estén cómodas. Debe ser un derecho, no una obligación.

-Cambio de marcha. ¿Celta o Dépor?

-No me gusta el fútbol, pero si tengo que ser de alguno, soy del Dépor. De pequeño iba a verlo.

-Defínase en cuatro palabras.

-Con una palabra llega: yo soy complejo, ja, ja. Digamos que soy trabajador, comprometido y muy apegado a mi tierra. Y poco humilde.

-¿Con qué se entretiene?

-Me gusta pescar en el río, cazar, salir al monte en una moto que tengo, me gusta el piragüismo, los coches clásicos... Tengo muchas aficiones y poco tiempo libre.

-Dígame una canción.

-Mediterráneo, de Serrat.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-La felicidad, que los psicólogos llaman bienestar psicoemocional; el estar bien contigo mismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Miguel Ángel Vázquez, presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía: «Esto ha sido un gerontocidio»