Sito Miñanco defiende en el Supremo la legalidad de la inmobiliaria familiar

La Voz

GALICIA

Sito Miñanco en sede judicial
Sito Miñanco en sede judicial RAMON LEIRO

Fue condenado en el 2019 por la Audiencia de Pontevedra junto a su exmujer, su excuñada, una de sus hijas y un empresario de Sanxenxo

06 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sito Miñanco defiende este martes en el Tribunal Supremo, a través de su abogado, el origen legal de la sociedad inmobiliaria creada en 1987 y gestionada, desde entonces, por su exmujer, su excuñada y una de sus hijas (Inmobiliaria San Saturnino). También figura un empresario de Aios, Sanxenxo, vinculado a la construcción que habría ayudado a crear esta empresa, con propiedades valoradas por encima de los 10 millones de euros. Todos fueron condenados en primera instancia por la Audiencia Provincial de Pontevedra en enero del 2019. Cuatro años de cárcel y seis millones de euros en multas para cada uno. Hoy, tras recurrir por apelación, los letrados de los cinco procesados expondrán sus argumentarios.

Inmobiliaria San Saturnino supone, según el primer fallo, una forma de blanquear dinero ganado con el tabaco y el narcotráfico por Miñanco. Ya del trabajo de gestión del negocio, con sede en Cambados, se encargaban la exmujer, una excuñada y una hija. Entre las propiedades a nombre de Inmobiliaria San Saturnino figura el mascarón de proa de las fechorías náuticas de Miñanco desde hace años: Astilleros Facho. Se trata de una empresa legal asentada en Cambados, frente a la isla de A Toxa, con años en el sector. También estancias anexas y apartadas, en la misma nave, para fabricar planeadoras artesanales de grandes dimensiones, listas para llegar a las islas Azores, si fuese necesario.

Miñanco, a mayores, protagoniza en la Audiencia Nacional otra causa por narcotráfico. Es de la Policía Nacional, supuso desmontar su última gran organización, en el año 2018, y puede acarrearle otros veinte años en prisión.