La pandemia lleva el mir a Vigo por primera vez en 42 años

E. V. PITA / J. GÓMEZ VIGO / SANTIAGO

GALICIA

Se dobló la sede de examen, sumándose la sede del campus vigués a la habitual de Santiago. La policía vigiló que no hubiera aglomeraciones

27 mar 2021 . Actualizado a las 19:26 h.

El aula 4 de la Facultad de Económicas de la Universidade de Vigo hizo historia este sábado al examinarse allí para el mir 108 de los graduados en Medicina que aspiran a una plaza de médico residente que les permitirá formarse en su especialidad hasta el 2025. De los convocados, solo faltó un candidato portugués. El campus de Vigo fue elegido como una de las sedes, tras pasar 42 años sin celebrar este ejercicio clave en la carrera de un médico, que se efectuó en toda España a la misma hora, las cuatro de la tarde. La última vez que se hizo en Vigo fue en 1979 en Casa América.

La pandemia obligó al Ministerio de Sanidad a habilitar más aulas de examen para el las pruebas de Formación Sanitaria Especializada en la península con el fin de mantener la distancia entre los candidatos. Puesto que ayer acudieron cientos de aspirantes de Medicina, Enfermería, Psicología o Químicas a Vigo, la Policía Local mantuvo un cordón a la entrada de la facultad para evitar aglomeraciones mientras los candidatos esperaban a ser llamados por lista. «Es un día que se pasa mal», recuerda una médica veterana.

Una candidata de Enfermería al EIR que esperaba a que el examinador pasase lista comentó antes de entrar: «¿Que si tengo nervios? ¡Ya lo creo! Faltan unos minutos y me juego mucho». Sus compañeros son de Vigo, «pero también vino gente de otras ciudades porque este año hay más oportunidades para presentarse en Galicia y no solo en Santiago».

En las gradas del aula 4, los aspirantes del mir, en su mayoría mujeres, todos con mascarilla y botellines de agua, mantenían la compostura, sabiendo que en unos minutos se iban a enfrentar a un maratón de cuatro horas. Ocuparon las gradas con un asiento de separación como medida de prevención de contagios del covid ante lo extenso de la prueba. Con puntualidad británica, el examen arrancó a las 16.00 horas. Por tercer año consecutivo, los candidatos solo debían responder a 175 preguntas y diez de reserva. La prueba es más corta ahora porque los ejercicios de cinco horas eran «extenuantes», según una organizadora. De su puntuación depende que un graduado sea cardiólogo o trabaje en el hospital deseado.

El Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo forma actualmente a 74 médicos y 15 enfermeras que son residentes de primer año.

Candidatos entrando a la sede de Santiago
Candidatos entrando a la sede de Santiago Xoán A. Soler

«Quero aprobar outra vez para ser cirurxián»

Sobre 1.400 titulados de 7 carreras se examinaban este sábado en cinco facultades de Santiago. Entraban en turnos, a las 15.00 y 15.20. «Acabei Medicina en Santiago no 2018. Xa aprobei o mir e fixen ano e medio medicina interna, que non me convencía. Quero aprobar outra vez para ser cirurxián, antes e non me deu a nota», explicaba David Castrodá, de Lugo.

La coruñesa Iris Crende finalizó Psicología en la UNED en el 2019. Se presenta también por segunda vez: «el año pasado no hubo suerte. Ahora son 185 preguntas en 4 horas, menos que en anteriores convocatorias», decía.

Alejandra Franco, de Verín, estudió Enfermería en Santiago, trabaja en el Clínico compostelano y quiere ser matrona: «o ano pasado non conseguín praza e vouno tentar outra vez». A esa especialidad aspira Jacobo Fontenla, de A Coruña: «É a cuarta vez que me presento. Estudei Enfermaría en Ferrol e traballo no Chuac. É complicado aprobar, para nós hai poucas prazas para moitos aspirantes», manifestaba.

Sandra López, de Fisterra, estudió Bioloxía en A Coruña y se presentó por primera vez: «quiero trabajar en la sanidad y, si puedo, me especializaré en análisis clínicos; aunque también me interesa microbiología», afirma.

Casi 1.800 examinados

Entre las dos sedes gallegas, ayer estaban llamados a examinarse en la comunidad, dentro de las pruebas de Formación Sanitaria Especializada, 1.792 personas. Para Medicina (mir) eran 590; otras 775 acudieron al EIR de Enfermería; 134, al FIR (Farmacia); 193, al PIR (Psicología); 65, al BIR (Biología); 24 eran candidatos del QIR (Química); y 11, del RFIR (Física).

Julián Álvarez Escudero, decano de Medicina de la USC: «Somos una de las seis facultades de España adaptadas ya a la nueva ley»

J. GÓMEZ

De 49 facultades de Medicina de España, la de Santiago «somos una de las seis adaptadas ya a la nueva ley que prepara el ministerio, según un estudio del Observatorio del Sistema Universitario», afirma el decano, Julián Álvarez.

-¿Qué significa esa adaptación?

-Que cumplimos los requisitos de tener hospitales y centros de atención primaria asociados; y oferta de posgrado y de investigación y una plantilla adecuadas.

-¿Presiona mucho el mir a las facultades?

-Nosotros del mir sabemos poco, porque es una prueba de Sanidad, no de Educación. Yo participo porque elaboro preguntas, como otros profesores; pero también las formulan especialistas que no ejercen de docentes.

-¿Por qué hay tanta ansiedad en quiénes se examinan del mir?

-Porque te marca la vida. Si haces la especialidad en una ciudad diferente a la que querías, eso condiciona tu futuro. Tuve un mir de Zaragoza, que se especializó en Santiago y se casó con una gallega y quedó aquí. Si lo hiciese en Burgos sería diferente.

-¿Marca el mir la profesión?

-Totalmente. Un graduado en medicina no puede prescribir ni una aspirina en la sanidad pública si no tiene una especialidad; aunque un odontólogo si puede hacerlo, lo que es una paradoja. El mir es fundamental, te forma para poder trabajar en el sistema público y te habilita para Europa.

-¿Es suficiente la formación?

-Hay especialidades de 4 y de 5 años y la mayoría quieren 5. Es una cuestión económica y la decisión depende de Hacienda. Un año más de medicina de familia, que ahora son 4 años y pretenden ampliar a 5, supone mucho dinero, pues es la especialidad más numerosa; en las más minoritarias no hay tanto problema.