Feijoo invita a la oposición a construir en Galicia la excepción a la política del ruido

Tras reunirse con Ana Pontón y Gonzalo Caballero, el presidente de la Xunta confía en avanzar en algunos acuerdos con el BNG y el PSdeG pese a observar «síntomas desesperanzadores»  que conducen a pensar lo contrario


Empezó a las 10 de la mañana recibiendo en su despacho de San Caetano a Ana Pontón, la líder del BNG, y concluyó casi a las cinco de la tarde tras hacer lo propio con el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero. La agenda del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, dedicó este viernes seis horas a mantener un diálogo abierto con la oposición, en el que cada quien «falou do que quixo», precisó Feijoo, que al término de estos contactos invitó a la dirigente nacionalista y al socialista a construir en Galicia la «excepción á política do ruido ensordecedor» que se observa en España, pues considera que en el actual contexto de pandemia los ciudadanos demandan unidad y acuerdos.

El mandatario autonómico no ocultó que veía «algúns síntomas desesperanzadores» que pueden frustrar la senda abierta este viernes con sus contactos con la oposición, como es el hecho de que se celebraran encuentros por separado con los dos grupos de la oposición. «Creo que a reunión tería sido máis útil si a fixéramos a tres», manifestó Feijoo, dejando entrever que eso permitiría entablar un diálogo más transversal, pese a lo cual optó por asumir la petición tal y como la planteó el BNG, es decir, aparte.

Pero tras deslizar un reproche a sus interlocutores, arguyendo que «eu escoitei aos dous, pero eles non se escoitan entre si», insistió en que en Galicia, donde las urnas hablaron recientemente otorgándole al Gobierno del PP una mayoría todavía más amplia de la que tenía (42 escaños), sería bueno no caer en los mismos tics políticos que predominan en España y apostar por dejar de lado los «extremismos» y las «radicalidades» para trasladar un mensaje de unidad a la población gallega. «Eu non vou deixar de intentalo», se comprometió.

El presidente gallego tomó la palabra ante los periodistas después de que lo hicieron sus invitados para resumir en nueve ámbitos su oferta de diálogo. El primero, obviamente, pasa por la situación sanitaria y el plan de vacunación, donde Feijoo puso en valor la menor incidencia letal que tuvo el covid-19 en Galicia frente a otros territorios, a la vez que insistió en la capacidad del Sergas para administrar 100.000 vacunas diarias si consigue recibir 100.000 dosis diarias.

En cuanto al rescate de los sectores afectados, el líder del PPdeG aludió a lo realizado hasta ahora por la Xunta, insistiendo en pedir que se compartan los esfuerzos con los concellos y las diputaciones. Convocó a la oposición a hacer aportaciones para impulsar un nuevo plan de cuidados sociales, y a decidir qué hacer con los 115 millones de euros del llamado fondo de consenso reservados en los Presupostos para los acuerdos que se puedan lograr en el Parlamento.

Una de las cuestiones que centró buena parte de la atención del jefe del Ejecutivo fue la delicada situación por la atraviesa la industria gallega, con 15.000 empleos en la cuerda floja debido a que «se pecharon antes de tempo» las centrales térmicas, a que no dotó de carga de trabajo a Navantia o a que se pone en cuestión la ubicación de las fábricas de la cadena mar-industria en la costa.

Hay un último asunto, esbozado por Feijoo, donde el acercamiento con la oposición puede ser más claro: la ampliación del techo competencial de la Xunta. El presidente gallego habló de asumir el traspaso de la AP-9 y el control del dominio público marítimo-terrestre, reclamaciones en las que, en esto sí, están dispuestos a acompañarle tanto el BNG como el PSdeG.

El PSdeG pide ahora a Feijoo una reunión a tres para lograr un pacto de país que el BNG ya descarta

Domingos Sampedro

Gonzalo Caballero llama a poner en común las propuestas de cada grupo político para impulsar un plan por la reactivación económica

Todavía con la resaca de los encuentros bilaterales que Alberto Núñez Feijoo mantuvo ayer con los representantes de la oposición, el secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero propuso este sábado que el presidente de la Xunta convoque ahora una reunión «a tres bandas», con la participación de los líderes de todas las fuerzas parlamentarias, con el fin de «poñer en común cada un de nós as mellores ideas» para lograr un gran pacto de país por la reconstrucción, algo que la jefa de filas del BNG, Ana Pontón, ya dio por descartado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

Feijoo invita a la oposición a construir en Galicia la excepción a la política del ruido