Los tres rectorados gallegos salen bien parados en el informe sobre los criterios que debe cumplir una universidad

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Clase en el campus de Ourense (UVigo)
Clase en el campus de Ourense (UVigo) MIGUEL VILLAR

Los centros adscritos lastran los resultados globales de la comunidad

19 mar 2021 . Actualizado a las 14:15 h.

Galicia sale bastante bien parada del informe que el Observatorio del Sistema Universitario hace de las diferentes universidades españolas para saber si cumplen con los requisitos de autorización que exige el ministerio. Asturias es la única comunidad que aprueba, porque el resto (las que tienen una universidad y las que tienen más) no pasan este filtro. Las que están peor son las universidades privadas, las que les falta sobre todo investigación, mientras que las públicas tienen demasiada temporalidad de los profesores.

El varapalo del informe es tan general, que la CRUE (donde están los 51 rectorados públicos del país y gran parte de los privados) ha salido al paso explicando que comparte la filosofía del decreto, pero recuerda que hay un plazo de cinco años para cumplir los requisitos. Y destaca que la temporalidad «se aprecian ahora y en toda su crudeza las graves consecuencias que supusieron las políticas de recortes impuestas en la pasada crisis económica. Medidas que aún no se han revertido en su totalidad». Las restrictivas tasas de reposición de las plantillas —si un profesor estaba de baja no se podía contratar un sustituto, como tampoco se sustituía a un doctor que se jubilase— son «uno de los principales motivos por los que ahora hay universidades públicas que no cumplirían ese requisito relativo a la plantilla».

Sobre la cualificación de los profesores-investigadores o de la actividad investigadora, «tanto los requisitos exigidos como los indicadores utilizados en este informe deben precisarse con más claridad, porque ni están suficientemente detallados ni responden a un criterio homogéneo y aplicable a todas las disciplinas», de ahí que «las simulaciones que CRUE hizo en su día dan como resultado un grado de cumplimiento mucho mayor de estos requisitos por una gran mayoría de las universidades españolas».