El juicio por los 1.700 kilos de coca del Titán, en riesgo de aplazarse otra vez por la situación médica de dos abogadas

J. R.

GALICIA

El alijo del Titan Tercero, desembarcado en Gran Canaria
El alijo del Titan Tercero, desembarcado en Gran Canaria Ángel Medina G.

Empezaría el lunes, en Pontevedra, con 21 acusados y 34 agentes de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera citados como testigos; el principal, Paul Wouter, fingió su muerte y está desaparecido con su verdadera identidad, Sérgio Roberto de Carvalho

19 mar 2021 . Actualizado a las 22:30 h.

1.700 kilos de cocaína, abordaje en alta mar del remolcador Titán III, detenciones de renombre en la ría de Arousa y una organización gallega que, de prosperar la acusación, no colará más alijos en Galicia. Ocurrió en agosto del 2018 y el juicio se fechó, inicialmente, entre el 24 y el 26 de febrero en la Audiencia Provincial de Pontevedra. Pero la baja sanitaria de una letrada obligó a mover la fecha, fijándose el nuevo señalamiento entre el lunes y el miércoles de la próxima semana.

El cruce de peticiones y respuestas entre abogados y el órgano enjuiciador no ha cesado desde entonces por la situación sanitaria que atraviesan dos letradas —una es la misma que motivó el primer aplazamiento—. El inicio de la vista está previsto para el lunes a las 12.30 horas, un horario poco habitual para arrancar un juicio donde más de siete abogados tendrán que exponer las cuestiones previas. Ayer jueves, el TSXG confirmó el inicio del juicio y la hora de inicio pese a la marejada suscitada.

El motivo del anómalo horario es la cita médica que una abogada embarazada tiene a las 10.00 horas del lunes. Por lo que la Audiencia de Pontevedra esperará a su regreso para iniciar la vista. Está por ver si esa consulta no deriva en una baja sanitaria. La segunda abogada condicionada sufre una lesión en una pierna. La órgano enjuiciador, ante los documentos médicos que avalan su lesión, solicitó la opinión de un forense de la Audiencia Provincial de Pontevedra para validarlos.

El funcionario concluyó que la letrada puede desplazarse en silla de ruedas desde Vigo a la ciudad del Lérez para ejercer su trabajo. En su caso, según parece, se habría aceptado desgajar la parte del sumario que afecta a sus representados para enjuiciarla en otro momento.

Jurisprudencia

Una posibilidad que sí puede darse el lunes, dado que existe jurisprudencia que la avala, es que el tribunal ordene la lectura de las cuestiones previas a los abogados presentes aunque no estén todos los personados. Ya al día siguiente, con acusados y testigos citados, sí tienen que estar todos los abogados. Por lo que está por ver qué ocurre finalmente en este juicio derivado de una operación policial muy sonada. 

Lo primero por el renombre, en el submundo narco, de tres detenidos inicialmente que acabaron en libertad a las pocas horas y ni fueron procesados: Manuel Charlín Gama, Melchor Charlín y José Andrés Bóveda Ozores, alias Charly. Sí estrarán 20 de los 21 encausados, destacando la ausencia del principal, Paul Wouter. Una identidad falsa que usaba en España el gran narco de Brasil Sérgio Roberto de Carvalho hasta que se vio acorralado, fingió su muerte por covid y desapareció para evitar este juicio y la cárcel. Entre todos los acusados suman peticiones de cárcel de 224 años y 2.400 millones de euros en multas.

Ficha policial brasileña de Sérgio Roberto de Carvalho con sus huellas, que coinciden con las tomadas a Paul Wouter tras su detención en agosto del 2018 por un alijo en Galicia.

La extraña muerte de un narco con dos caras

Javier Romero

El empresario Paul Wouter abandonó forzado el anonimato que disfrutaba por todo lo alto en Marbella. Un millonario porte de cocaína, decomisado en agosto del 2018 en el Atlántico, fue la causa. Wouter, nacido en 1965 en Guyana, pero con pasaporte de Surinam, no era quién decía ser. Respondía en realidad al nombre de Sérgio Roberto de Carvalho, un magnate del narcotráfico en Brasil con capacidad para enviar grandes alijos a Europa y Asia. El análisis comparativo de las huellas dactilares de ambos lo demuestra: son idénticas. Lo último, que acaba de ser aportado al procedimiento de esta causa, ha sido la notificación de la muerte de Wouter en su casa de Marbella.

Seguir leyendo