José Loira: «Llevo 101 países, soy un viajero incansable»

Hijo del primer capitán de pesca en España, el exsecretario general de Pesca cuenta que nunca quiso mandar. Pero fue el elegido para liderar el sector en una etapa convulsa: la integración europea y la guerra del fletán

El exsecretario general de Pesca, José Loira, en la actualidad
El exsecretario general de Pesca, José Loira, en la actualidad

redacción / la voz

Hace justo 26 años, José Loira (Marín, 1949) atravesaba uno de los momentos más espinosos de su carrera. La armada canadiense apresó el 9 de marzo de 1996 el buque vigués Estai, desembocando en lo que pasó a la historia como la guerra del fletán entre el país norteamericano y España, apoyada por la Unión Europea. «La detención fue un golpe durísimo», recuerda Loira, entonces secretario general de Pesca, un cargo que ostentó entre 1987 y 1996.

El sector debe al trabajo de este marinense buena parte de lo que es hoy. Fue protagonista en la adhesión de España a la Unión Europea, en la negociación de las cuotas y los planes plurianuales —llegando a sentarse en un Consejo Europeo antes incluso de que España entrara en la UE—, en los acuerdos de pesca con Marruecos, y empleó cientos de horas en conseguir que la flota saliese a faenar en las mejores condiciones. «Apenas duermo cinco horas, eso me permite darle vueltas a las cosas. Me gusta cruzar toda la información posible porque nunca sabes donde puede surgir la clave para darle la vuelta a un problema», explica Loira, al que el exministro Pedro Solbes elogiaba siempre por su templanza: «Me decía: ‘‘Con lo inquieto que se te ve, qué serenidad tienes ante una situación dura’’».

Pese a los complejos momentos que vivió en un sector obligado a reconvertirse con la entrada en el mercado común, este ingeniero repasa con una sonrisa esa etapa convulsa, donde destaca dos hitos: la cumbre de Cancún de 1992, cuando evitaron que los países controlasen las actividades de pesca más allá de las 200 millas, y el «gol tremendo» (así lo define) que metieron al Reino Unido al lograr la plena integración antes de lo previsto: «Adelantamos el período transitorio de la UE en siete años».

Todo ello junto a «equipos maravillosos» a los que reconoce haber exigido demasiado, pero que se tradujo en «hacer milagros» para la integración a la política pesquera comunitaria. Y eso que él nunca quiso mandar. Cuando a finales de los setenta lo nombraron ejecutivo confederal de la UGT quiso dimitir, pero no le dejaron. Como tampoco le permitieron rechazar el cargo de secretario general de Pesca, con el entonces vicepresidente Alfonso Guerra persuadiéndolo al teléfono.

Lo del mar le viene ya de cuna. Su padre fue el primer capitán de pesca en España, y el joven José quemó sus primeras etapas marítimas subiéndose a los barcos que llegaban a puerto, como el Alfageme, que le emociona ver en la rotonda de Coia en Vigo. Tras su etapa en el Ministerio, pasó a dirigir la sección de pesca y asuntos Marítimos en Tagsatec, lo que le hizo cumplir una de sus pasiones. «Visité ya 101 países, soy un viajero incansable». Su última excursión de mochilero le llevó por los países balcánicos que tenía pendientes. Ahora dedica tiempo a leer, sobre todo política internacional, a la fotografía, y sopesa escribir unas memorias. También imparte algunas clases en la Universidade de Vigo y, desde el 2018, es defensor del militante en el PSdeG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

José Loira: «Llevo 101 países, soy un viajero incansable»