Así se ven los baches de la A-6 desde la cabina de un camión

Transportistas gallegos denuncian en un vídeo el mal estado del firme de la autovía


Vigo / La voz

Desde arriba, desde la cabina, los baches se perciben con más antelación que para el resto de los conductores. Son tan grandes y extensos que dan tiempo a aferrarse al volante, cruzar los dedos para que la carga no se mueva y la columna no se resienta.

Cansados de la montaña rusa que viven cada vez que toman la autovía A-6, camioneros gallegos se han decidido a grabar desde sus cabinas el estado del firme y mandar el testimonio a la Dirección General de Carreteras, para ver si la película les ablanda el presupuesto y destinan algo de dinero a asfaltar los tramos más castigados.

«No sabemos qué se hace con nuestros impuestos o el porcentaje especial para mantenimiento de las carreteras que se recauda cuando repostamos», dice Antonio Señarís, presidente de la Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia. Sus compañeros han acompañado sus grabaciones con comentarios en el que la palabra «vergüenza» es la más socorrida. Lo peor lo describen entre Becerreá y Baleira, kilómetros de baches, cortes y saltos interminables, que empujan a muchos a abandonar el carril de la derecha y pasarse al del centro para dejar de castigar al cuerpo y al camión un rato. Ruedas, ballestas y amortiguadores crujen con el resto de camión. «¡Esta es una de las carreteras principales del país!», clama uno de los profesionales ante el estado del vial. «Tampoco el de la A-55 (Vigo-O Porriño) o la A-52 (O Porriño-Benavente) están mejor», dice Señarís, que no cree que haya un plan de conservación real y quizás exista una intención en ello, al introducir el debate de los peajes para mantener las autovías.

Los manantiales y las lluvias destrozan el firme de la A-6

suso varela
El firme de la A-6 entre el túnel de Neira de Rei y O Cereixal está destrozado
El firme de la A-6 entre el túnel de Neira de Rei y O Cereixal está destrozado

El Gobierno está a la espera de que pase el mal tiempo para reformar de urgencia el tramo entre Baralla y Becerreá

Desde casi el mismo día en que se inauguró hace veinte años el tramo de la A-6 entre Neira de Rei (Baralla) y O Cereixal (Becerreá) los problemas de conservación de esta vía han traído de cabeza a los ingenieros de Carreteras del Estado. En mayo del 2004 un enorme socavón, por hundimiento del firme, de tres metros de ancho por dos de largo, en el medio de los tres carriles de subida de O Cereixal, obligó a cortar varios días la autovía. Todo este tramo, entre los kilómetros 464 (túnel de Neira de Rei) y 455 (túnel de O Cereixal) está plagado de manantiales que, unido al paso de vehículos pesados, desgastan el firme, siendo la zona de toda la autovía hasta Madrid más parcheada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Así se ven los baches de la A-6 desde la cabina de un camión