Viveiro, Lalín, Vilagarcía, Oleiros y O Carballiño también acogerán las oposiciones de educación

La Xunta estima que habrá sedes en unas 16 localidades. También confirma que los interinos no estarán obligados a presentarse a las pruebas

Imagen de archivo de un examen de las oposiciones de educacion celebrado en el politécnico de Conxo
Imagen de archivo de un examen de las oposiciones de educacion celebrado en el politécnico de Conxo

Las oposiciones de Educación, con 3.894 plazas, de las que 1.300 corresponden a catedráticos, se celebrarán en unas 16 localidades diferentes, repartidas por las cuatro provincias gallegas.

Así lo anunció esta martes por la mañana el director general de Centros y Recursos Humanos, Jesús Álvarez Bértolo, a las organizaciones sindicales en el transcurso de la reunión de la Mesa Sectorial Docente no Universitaria.

Las sedes periféricas aún están por decidir, informó la Xunta en un comunicado, aunque se ha avanzado que algunas de ellas serán Oleiros, Viveiro, Lalín, Vilagarcía y O Carballiño, que se sumarán a las habituales de las siete principales ciudades gallegas. Según el sindicato independiente de profesorado ANPE, Educación también estaría valorando otros municipios como Culleredo, Narón, Foz, Sarria, Vilalba, Ribadavia, Allariz, Porriño o Cangas. «Pero hai que coller esta información co cautela, porque aínda se están a estudar, e podería haber opcións novas», apuntan desde ANPE. En todo caso, el sindicato afirma que la intención de la Xunta es que una misma especialidad tenga sede en una única localidad.

La Xunta también indicó que coordinará con las tres universidades de la comunidad la cesión de espacios de estas instituciones académicas para el desarrollo de las pruebas, principalmente en las urbes.

El objetivo, indica el Gobierno gallego, es evitar las aglomeraciones en unas pruebas en las que están inscritas 26.744 personas, un 50 % más que en el año 2019, cuando había 17.814 candidatos. Además, y también con el fin de garantizar las medidas sanitarias en las pruebas, la Xunta tomó la decisión de realizar los exámenes de forma escalonada y de duplicar los tribunales.

Teniendo en cuenta el inicio escalonado de las pruebas, este año se elimina la presentación que cada opositor debía realizar en la primera jornada antes de los exámenes para recibir las instrucciones de los tribunales. Estas instrucciones estarán disponibles en la página web con la debida antelación.

Además, el director general de Centros y recursos Humanos explicó en el transcurso de la Mesa sectorial que las oposiciones de Educación tendrán un protocolo sanitario de seguridad propio y específico, en línea con las oposiciones de la Xunta, aunque adaptado a las particularidades de estas pruebas.

Sin penalización a los interinos por no participar

La Xunta también ha confirmado que este año no será necesario que los interinos se presenten al procedimiento selectivo para mantener sus derechos en la relación de personas para prestar servicios como interinos o sustitutos.

Las oposiciones se desarrollarán con 359 tribunales, más del doble que en 2019, lo que supondrá movilizar a más de 3.500 profesores entre titulares y suplentes. De esta forma, indica Educación, se reduce de forma significativa el número de personas opositoras por tribunal, en concreto en un tercio (32 %): de 109 en el año 2019 a 74 este año. Varios sindicatos, insisten en la necesidad de rebajar todavía más esas ratios, hasta 60 candidatos por tribunal, apunta la CIG, o incluso hasta 50, según solicita ANPE.

La primera fase de las pruebas se desarrollará del 19 al 25 de junio de forma escalonada para evitar la concurrencia de un elevado número de personas en un mismo lugar. Los tribunales, a través de la web de la Consellería, comunicarán la fecha de realización de la prueba, la hora y el lugar.

Respecto a ese escalonamiento de los exámenes iniciales, el sindicato ANPE explicó que la Xunta aclaró a las organizaciones sindicales que tiene intención de que todas las primeras pruebas de una misma especialidad se celebren el mismo día tomando todas las medidas posibles para evitar aglomeraciones. Sí se repartirán en fechas diferentes las primeras pruebas de distintas especialidades. Al no coincidir todas necesariamente el mismo día, el sindicato Anpe considera que «vai posibilitar que os aspirantes se presenten a distintas especialidades», algo que no solía ser posible por la coincidencia de los exámenes.

Para quienes no puedan asistir a la prueba en el día fijado, por motivos relacionados con la maternidad o el covid (estar infectado o en cuarentena preventiva) habrá una única segunda oportunidad, el 10 de julio. Será la fecha límite, y quienes entonces tampoco puedan participar, no podrán realizar el examen. 

La realización de la parte práctica de las pruebas, cuya fecha es fijada por cada tribunal, tiene como día límite el 23 de julio.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

Viveiro, Lalín, Vilagarcía, Oleiros y O Carballiño también acogerán las oposiciones de educación