Salvamento Marítimo vigila el barco que intentaron hundir narcos frente a Galicia para evitar accidentes

J. R.

GALICIA

Un avión del Gobierno de Francia sobrevoló esta mañana la zona, a unas 100 millas de la costa de Lugo, para inspeccionarla

07 mar 2021 . Actualizado a las 12:03 h.

Los 52 metros de eslora del buque Nehir siguen suspendidos en el agua, flotando y con uno de sus extremos sobresaliendo por encima del nivel del mar una semana después de que la tripulación intentara enterrar para siempre en el mar Cantábrico los, al menos, 3.000 kilos de cocaína que escondía en su interior repartidos en decenas de fardos. El Nehir, explican en Salvamento Marítimo, perdió buena parte de su flotabilidad tres días después del precipitado abordaje, para al poco tiempo volver a emerger y mantenerse, desde entonces, a la vista de las tripulaciones de pesqueros con puerto en A Mariña.

La situación genera un problema de seguridad que Salvamento Marítimo vigila desde la semana pasada. Principalmente posicionándose en la zona, a unas 100 millas de la costa de Lugo, para alertar al resto de embarcaciones, buques incluidos, de la necesidad de bordear el perímetro de riesgo. 

«La prioridad es la seguridad marítima y evitar que otro buque tenga un accidente, por eso lo estamos siguiendo, incluso hoy mismo un avión francés sobrevoló la zona para inspeccionarla y comprobar que todo está bien», explican en Salvamento Marítimo antes de añadir: «Nosotros mantendremos la seguridad hasta que la autoridad competente, la Dirección General de la Marina Mercante, se pronuncie sobre los próximos pasos a dar». 

La investigación por los 3.000 kilos de cocaína encontrados en el barco la instruye el Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional, destino final de la valoración que haga la Marina Mercante. El trabajo incluirá el análisis de los riesgo laborales, el dinero a gastar y los medios a movilizar.

El Nehir fue abordado la semana pasada en un situación bastante complicada por la gran cantidad de agua que almacenaba cuando accedieron los agentes. La versión oficial sostiene que no había más de 3.000 kilos de coca dentro del Nehir, aunque existe la fundada sospecha de que, realmente, aún hay otras dos toneladas escondidas dentro. 

Así se hundió el Nahir

Los investigadores analizan los riesgos de reflotar el buque que traía 3.000 kilos de coca

J. R.

El Nehir no acaba de irse a pique definitivamente cuatro días después de que su tripulación provocase su hundimiento para enterrar, al menos, casi 3.000 kilos de coca que almacenaba. Diferentes barcos con base en el norte de Lugo aseguran haber pasado muy cerca en las últimas horas y certifican que sigue a flote. Aquí las versiones son contradictorias: unos dicen haberlo visto con el casco boca arriba, y otros con un solo extremo sobresaliendo del agua. La investigación, dirigida por el Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional, sopesa la posibilidad de reflotar el barco ante la posibilidad de que otra cantidad importante de droga, que rondaría los 2.000 kilos, permanezca aún dentro.

Seguir leyendo