Las oposiciones de educación tendrán sedes de examen también fuera de las siete ciudades

Los inscritos, casi 27.000, doblan a los de la última convocatoria. Habrá 74 aspirantes por tribunal

Examen de las oposiciones de educación celebrado en Ourense en el 2019, la última vez que se realizaron estas pruebas en Galicia
Examen de las oposiciones de educación celebrado en Ourense en el 2019, la última vez que se realizaron estas pruebas en Galicia

Las oposiciones de educación que arrancarán el 19 de junio diversificarán sus sedes. Algunas especialidades realizarán exámenes no solo en las siete principales ciudades gallegas, sino también en otras localidades que todavía se están decidiendo pero que, según indica la Consellería de Educación, deberán contar con buenas conexiones para que el acceso resulte fácil a los opositores.

Así lo ha confirmado este viernes por la mañana el titular del departamento autonómico, Román Rodríguez, que también detalló que la primera fase de las pruebas se celebrará de manera escalonada entre el 19 al 25 de junio. Después, la parte práctica de las pruebas será convocada por cada tribunal, aunque la fecha límite para tener rematado el proceso será el 23 de julio.

En concreto, el borrador de la orden que modifica el proceso selectivo que la Xunta ha pasado a los sindicatos y que será debatido el martes en la mesa sectorial señala que los exámenes se realizarían, según las especialidades y tribunales y de manera escalonada, el sábado 19, el domingo 20, el miércoles 23, el jueves 24 y el viernes 25 (el curso escolar no termina hasta el día 22, por lo que el lunes y el martes habrá clases). En caso de no poder asistir en esa fecha, por motivos relacionados con embarazo o por un aislamiento o cuarentena por covid, el aspirante podrá realizar el examen el 10 de julio. Antes de esa primera fase, quienes deban acreditar su conocimiento de la lengua gallega o castellana, deberán realizar la prueba de idioma propuesta para el 22 de mayo. El borrador recoge también otras dos cuestiones: se suprime el acto de presentación inicial, que obligaba a todos los aspirantes a acudir físicamente el mismo día, y se elimina la obligación de interinos y sustitutos de participar en el proceso selectivo para poder seguir formando parte de las listas.

74 aspirantes por tribunal

Tal y como se reveló el jueves, el número de tribunales aumentará un 120 % (es decir, más del doble), pasando de los 163 a 359, y movilizando a 3.500 profesores, entre titulares y suplentes. Deberán atender a un total de 26.744 inscritos, lo que representa un 50 % más que en la última convocatoria, la celebrada en el año 2019, cuando se anotaron 17.814 aspirantes.

Pese al mayor número de opositores, la multiplicación de tribunales reducirá el número de candidatos atendido por cada uno de ellos, lo que redundará en un mejor cumplimiento de las precauciones sanitarias. Así, habrá 74 aspirantes por cada tribunal (en el 2019 eran 109).

En el proceso estarán en juego un total de 3.894 plazas, aunque 1.300 de ellas son para catedráticos. El resto de categorías se juegan 2.594, tras la ampliación extraordinaria de la convocatoria para profesorado técnico de FP de diciembre. Todas las plazas corresponden a la convocatoria de empleo del año 2020. La del 2021, aún por detallar, se acumulará previsiblemente con la del año 2022.

Tras los anuncios respecto a las oposiciones de educación realizados el jueves por el presidente de la Xunta y este mismo viernes por el conselleiro del ramo, el propio Román Rodríguez ha señalado que se abre una ronda de contactos con los agentes implicados en el proceso selectivos, para comunicarles los detalles del mismo.

Petición de los sindicatos

La diversificación de sedes era una petición que los sindicatos tenían previsto realizar. Así lo confirmaba el secretario nacional de CIG Ensino, Suso Bermello, sugiriendo que las pruebas podrían llevarse fuera de las ciudades. «Se un mesmo centro acolle varios tribunais moi numerosos non serve de nada. Hai que ocupar o maior número de colexios e institutos, e se fai falla, pedir a colaboración da universidade», apuntaba este jueves.

Por otra parte, algunas organizaciones sindicales consideran la apertura de la ronda de contactos un mero formalismo que les deja como invitados de piedra en lo que toca a la organización del proceso selectivo. Ya el jueves, Anpe y CIG se quejaron de lo que consideraron una falta de respeto por que el presidente de la Xunta anunciase la fecha de las pruebas y la multiplicación de tribunales sin haber informado antes a los representantes de los trabajadores. «Unha vez máis, ningunean ás organizacións sindicais», señalaba Julio Díaz, presidente del sindicato independiente ANPE.

Por su parte, desde CC.OO. Ensino, su secretaria xeral, Luz López, reflexionaba sobre la necesidad de que la Consellería esté planificando al detalle la cita, preparándose para diversos escenarios epidemiológicos. «Desta volta as probas non se poden suspender agás que haxa un auténtico desastre», afirmaba este jueves López.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Las oposiciones de educación tendrán sedes de examen también fuera de las siete ciudades