El BNG veta una declaración del Parlamento gallego para condenar la violencia callejera en Cataluña

El PP denuncia que la alianza de los nacionalistas gallegos con Bildu y Esquerra empieza a tener traducción «en decisións políticas». El Bloque cree que responde a «unha campaña interesada da dereita»

Parlamento de Galicia
Parlamento de Galicia

La iniciativa partió de los populares, el PSdeG accedió a negociar un texto común, pero fue el BNG, el principal grupo de la oposición, el que impuso su veto e impidió que el Parlamento gallego aprobara este martes una declaración institucional de condena de los disturbios violentos registrados en los últimos días en varias ciudades de Cataluña y otras del resto de España.

El secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, ya anunció el pasado viernes que su partido tenía interés en que la Cámara autonómica hiciera un pronunciamiento claro en favor de la convivencia democrática y de la erradicación de cualquier comportamiento violento de la vida pública. Con esta intención repartió a los demás grupos un proyecto de declaración institucional —que para tener validez debe ser aprobada por unanimidad— en la que se expresaba la «rotunda condena aos actos vandálicos» que tuvieron lugar en distintas ciudades del país tras la orden de detención del rapero Pablo Hasel.

El texto, que fue aceptado con alguna pequeña matización por los socialistas, también consideraba «absolutamente inaceptable que unha minoría de violentos agreda aos dispositivos policiais», por lo que trasladaba su respaldo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en el ejercicio de su su tarea de «protexer o libro exercicio dos dereitos e liberdades fundamentais» y de garantizar la seguridad ciudadana.

Concluía la declaración institucional frustrada diciendo que los grupos políticos se reafirmaba en la defensa del principio de separación de poder y de respeto a la independencia judicial y al principio de seguridad jurídica, por entender que son los «piares fundamentais» del Estado de derecho consagrado en la Constitución de 1978.

El BNG receló desde un primer momento del texto que ve más promovido por la dirección del PP que por su grupo parlamentario, y que responde a una «campaña interesada» desplegada por los populares «en colaboración coa extrema dereita» para «criminalizar» el derecho fundamental de los ciudadanos a manifestarse. «Todo mundo sabe que o BNG condena todas as formas de violencia», declaró Olalla Rodil, viceportavoz del BNG.

No obstante, el PP lamenta que las alianzas del BNG con Bildu y Esquerra «comencen a ter tradución en decisións políticas» y se inclinara por vetar la declaración. Con este no acuerdo, los populares interpretan que los nacionalistas gallegos demuestran que «ademais de compartir actos con delincuentes condenados como Arnaldo Otegi ou Oriol Junqueras, tamén comparten ideario político e xustifican as manifestacións violentas como resposta ante as decisións xudiciais».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos
Comentarios

El BNG veta una declaración del Parlamento gallego para condenar la violencia callejera en Cataluña