El BNG no participará en el aniversario el 23F en el Congreso que presidirá el Rey

«Parece até unha burla realizar un acto de conmemoración do "fracaso" do golpe de 23F con Felipe de Borbón após as múltiplas evidencias da implicación nel do Borbón reinante naquela altura, o fuxido Juan Carlos», dice el nacionalista Néstor Rego

El diputado del BNG Néstor Rego, en el Congreso
El diputado del BNG Néstor Rego, en el Congreso

Redacción

Esquerra Republicana (ERC), Bildu, Junts, PDECat, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y la CUP han decidido no acudir este martes al acto que organizará el Congreso para conmemorar el 40 aniversario del fracaso del intento golpista del 23 de febrero de 1981 que presidirá el Rey Felipe VI.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, será la encargada de abrir este acto, con el que se pretende celebrar la «fortaleza» de las instituciones y de la Constitución de 1978, según apuntó ella misma esta semana. La ceremonia comenzará a la una del mediodía en el Salón de Pasos Perdidos y, tras la intervención de Batet, tomará la palabra el Jefe del Estado.

Batet recibirá al Rey en la Carrera de San Jerónimo junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

Como suele ser habitual cuando acude al Congreso, Felipe VI, acompañado de los representantes de las altas instituciones del Estado, accederá al Palacio por la conocida como Puerta de los Leones y se dirigirá al Escritorio del Reloj para saludar a los invitados.

En esa lista se encuentran los ponentes de la Constitución, los cuatro vicepresidentes del Gobierno; el presidente del PP, Pablo Casado, en su calidad de jefe de la oposición; los miembros de la Mesa del Congreso de los Diputados y portavoces de los distintos grupos parlamentarios. Eso sí, de entrada ERC, Bildu, Junts, el PDECat, el BNG y la CUP ya han avanzado a Europa Press que no asistirán a esta ceremonia, como suelen hacer en los actos en los que participa el Rey o que conmemoran los aniversarios de la Constitución.

El propio portavoz del Bloque en el Congreso ha confirmado esa ausencia asegurando que sería «unha burla» participar en ese encuentro «após as múltiplas evidencias da implicación nel do Borbón reinante naquela altura, o fuxido Juan Carlos», según Néstor Rego

Quienes han confirmado públicamente su asistencia, además del PSOE, el PP, Vox y Ciudadanos, es Unidas Podemos, que apoyó la celebración de este aniversario en la Mesa del Congreso, así como Más País-Equo y buena parte del Grupo Mixto. La última vez que el Rey estuvo en el Congreso fue el pasado 2 de febrero para asistir a la apertura de las Cortes Generales de la XIV legislatura.

El papel de Juan Carlos I antes y durante el golpe

ENRIQUE CLEMENTE, LA VOZ
Foto de archivo del rey Juan Carlos I
Foto de archivo del rey Juan Carlos I

¿Qué papel jugó Juan Carlos I antes y durante el golpe? Hay que remontarse a octubre de 1980, cuando la Zarzuela recibe un informe enviado por Armada, elaborado por un constitucionalista prestigioso, que dice que la solución a la grave crisis que sufre España es un Gobierno de concentración nacional presidido por una figura independiente, que podría ser el propio general. Sería un operación constitucional y aceptable para buena parte de la clase política y el propio rey, que consideraba que la gestión de Suárez no daba para más. «En ese momento el rey no impulsa a Armada a que ponga en práctica esa operación, pero tampoco evita que siga adelante», afirma Pinilla. «El rey conoce la ‘solución Armada' y no se opone», sostiene Muñoz Bolaños. Cuando la solución constitucional fracasa al dimitir Suárez, el 29 de enero de 1981, se acelera la vía anticonstitucional, mediante el asalto al Congreso. Hay una reunión del monarca y Armada el 13 de febrero que genera todo tipo de especulaciones. La hipótesis de Muñoz Bolaños es que el general explica a Juan Carlos I las diferentes operaciones golpistas que existían, entre ellas un golpe duro que se podría llevar por delante a la propia Corona, y le dice que tiene un plan para reconducir una situación como esa. Armada quiso usar esa conversación en el juicio como argumento para su defensa, pero el rey se lo negó y él lo aceptó. «Es muy probable que le autorizase a reconducir esa situación si se producía, pero eso es muy distinto a permitir dar un golpe de Estado», afirma Muñoz Bolaños. Para Pinilla, «no hay pruebas de que el rey le diera el visto bueno en esa reunión».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

El BNG no participará en el aniversario el 23F en el Congreso que presidirá el Rey