Los motivos por los que El Chicle no podrá pedir el tercer grado al menos hasta el año 2039

La Voz VIGO / LA VOZ

GALICIA

El Chicle, apodo de José Enrique Abuín Gey, durante el juicio por el que fue condenado a prisión permanente revisable
El Chicle, apodo de José Enrique Abuín Gey, durante el juicio por el que fue condenado a prisión permanente revisable XOÁN A. SOLER

La Audiencia de A Coruña fija que no podrá tener esos permisos durante 18 años, y en 25 no podrá solicitar la revisión de la pena

20 feb 2021 . Actualizado a las 13:46 h.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña ha fijado en 18 años el tiempo mínimo que tardará José Enrique Abuín Gey -agresor sexual y asesino de Diana Quer- en alcanzar la condición de preso en tercer grado. Este rango penitenciario implica permisos de salida, y que en su caso no podrían llegar al menos hasta el año 2039.

Abuín ha sido sentenciado a una pena de dos años y medio por narcotráfico; cinco por abordar, con fines sexuales, a una joven en Boiro, y a cuatro años y la prisión permanente revisable por el asesinato de la joven madrileña en A Pobra en el 2016.

El auto establece también que estas tres últimas penas se junten y se computen los plazos como si solo hubiese sido sentenciado a una única condena de prisión permanente revisable. A mayores, está la pena por narcotráfico que ya habría cumplido durante los tres años que pasó en la cárcel desde su detención, en diciembre del 2017. Con todo esto, Abuín podría estar ya cumpliendo la condena, dado que la sentencia firme del Tribunal Supremo se conoció el pasado noviembre, por lo que la cuenta atrás para que transcurran los 18 años fijados por la Audiencia Provincial de A Coruña ya ha comenzado. El Chicle se encuentra en el penal leonés de Mansilla de las Mulas.

Pero la aplicación de ese hipotético tercer grado, al menos a partir de 2039, resulta contradictoria a ojos de algunos juristas. Entienden que su ejecución penitenciaria choca frontalmente con el concepto de prisión permanente revisable, que no contempla que los presos puedan salir de permiso. Es por eso que al final del auto judicial se especifica que el cumplimiento de la condena ya es competencia de Instituciones Penitenciarias.

La resolución -firmada por el mismo presidente de la sección que redactó la sentencia en primera instancia, el juez Ángel Pantín- establece que el Chicle no podrá solicitar la evaluación de su pena una vez transcurridos 25 años de condena. Lo que, teóricamente, implica que Abuín realmente no pueda salir de prisión hasta que se revise su pena una vez superado ese cuarto de siglo.

La sentencia condenatoria del Tribunal Supremo avaló una a una todas las evidencias incriminatorias expuestas durante el juicio celebrado en Santiago y, previamente, recogidas en la investigación de la Guardia Civil. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia lo secundó en su sentencia en segunda instancia. También demostró que Abuín Gey no dudó en mentir todas las veces que lo consideró necesario para intentar esquivar su culpabilidad. Este condenado sigue en la cárcel de León sin apenas relacionarse con nadie e invirtiendo el tiempo en talleres ocupacionales en un módulo habitado por reos de buena conducta.

Caso Diana Quer: 500 días de agónica búsqueda

La Voz

Fue sin duda uno de los crímenes más escalofriantes de los últimos años. La desaparición de la joven madrileña Diana Quer suponía el arranque de una investigación contrarreloj que se prolongó durante 16 meses por la comarca de Barbanza.

El caso sobrecogió a todo el país y especialmente a la comunidad gallega que no entendía cómo una chica de solo 18 años había desaparecido sin dejar rastro tras una noche de fiesta en A Pobra do Caramiñal. Un caso que se resolvía dramáticamente en los últimos días del año 2017. La detención de un vecino de Rianxo, José Enrique Abuín Gey, el Chicle, y de su esposa suponían el golpe de efecto definitivo.

Seguir leyendo