El tren abarrotado de los viernes se vacía sin estudiantes

Los usuarios descartan aglomeraciones desde que los universitarios retomaron las clases a distancia, aunque advierten de que hay frecuencias en las que los vagones van llenos

Estación de tren de A Coruña
Estación de tren de A Coruña

Santiago / la voz

Un joven esparce los apuntes sobre la mesa y reparte el abrigo y la mochila por los tres asientos que le rodean con la parsimonia de quien viaja solo. Son las tres de la tarde de un viernes, en el que lo habitual sería que este tren con destino a A Coruña estuviese repleto de universitarios de vuelta a casa. Ayer la escena era otra. Menos de medio centenar de personas esperaban minutos antes en el andén de la estación de Santiago por el servicio procedente de Vigo, compuesto por cuatro coches. De los vagones se bajan pocos pasajeros, la mayoría veinteañeros portando mochilas a pesar de que la presencialidad no se ha retomado aún en las universidades gallegas.

La docencia en remoto ha pausado el bullicio de los media distancia que conectan las dos ciudades más pobladas de Galicia cada día. Ramón, que ajusta su patinete eléctrico antes de que llegue el tren, sale cada día de A Coruña a las siete de la mañana para trabajar en Santiago y vuelve a las cuatro de la tarde. Dice que este último suele ir lleno, aunque sin la presencia de universitarios, los vagones van «medio vacíos».

En la mayoría de los servicios, un empleado de la estación reparte toallitas húmedas con gel hidroalcohólico antes de pasar por los tornos de seguridad. Con el actual número de pasajeros, en rara ocasión coincide otro viajero en el asiento de al lado. Le paso, sin embargo, a Clara hace unas semanas, que con los universitarios aún yendo a las facultades se encontró el vagón a rebosar. «Hay algunos trenes en concreto que van llenísimos con estudiantes, y son viajes de más de una hora. Me llama la atención que no pongan más vagones», denuncia. También Ramón se vio alguna vez en situaciones similares, en las que el resto de viajeros optaron por «autogestionarse» y buscar sitios libres en el vagón para evitar aglomeraciones. Ambos coinciden en que la supresión de un servicio entre las tres y las cuatro de la tarde, aún sin restablecer desde el confinamiento, conlleva a que los vagones se encuentren a veces atestados a esas horas cada viernes.

Pasajeros en la estación de tren de Santiago
Pasajeros en la estación de tren de Santiago

Paula, que también viaja a diario entre Santiago y A Coruña, reconoce que actualmente hay «espacio de sobra» en el interior de los trenes. Tanto ella como María, otra habitual durante la semana, llevan mascarillas FFP2 para prevenir contagios.

Renfe comenzó a reponer a partir del pasado mes de junio los servicios previos al estado de alarma que obligó a confinar la población en marzo por el coronavirus, si bien hay horarios que no se han restituido aún. La operadora pública argumenta que recupera las frecuencias en función de la demanda de viajeros que registran los trenes gallegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El tren abarrotado de los viernes se vacía sin estudiantes