Feijoo, sobre el abandono de la sede de Génova: «El PP lo que necesita es ganar»

El presidente del PPdeG considera que el futuro del partido pasa por «aceptar» los «malos resultados», hacer «un buen diagnóstico» de por qué ha sucedido y buscar «alternativas y estrategias para mejorar»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en Vigo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en Vigo

Redacción

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, considera que la receta para el futuro del Partido Popular pasa por «aceptar» los «malos resultados», hacer «un buen diagnóstico» de por qué ha sucedido y buscar «alternativas y estrategias para mejorar», y considera que la decisión tomada hasta el momento por Pablo Casado, la venta de la sede del partido como símbolo de ruptura con el pasado, es «una cuestión de carácter interno, de intendencia», y como tal, «qué mejor que opinar en el ámbito interno» sobre la misma, «que es donde se tiene que opinar».

En estos términos se ha pronunciado el líder del PP en Galicia, según recoge la agencia EFE, al ser preguntado este miércoles por el anuncio de la venta de la sede de Génova y si más allá de esto el PP necesita cambios más profundos tras los resultados de las elecciones catalanas, y ha especificado que él también conoció la decisión ayer: «entiendo, el equipo nacional del PP» adoptó, y de la que «los que estábamos en el comité ejecutivo tomamos razón».

«El PP lo que necesita es ganar»

Sin embargo, a la pregunta de si el cambio de sede será suficiente para variar el rumbo del partido, ha recalcado que «el PP lo que necesita es ganar. Todos los partidos que vamos a unas elecciones lo que queremos es ganar. Y si no ganamos, mejorar los resultados». Por ello, ha explicado cuáles son los pasos a seguir tras unos malos resultados: «lo primero que tenemos que hacer es aceptarlo, hacer un buen diagnóstico de por qué ese mal resultado y tercero, buscar alternativas y estrategias para mejorar», ha enumerado.

«Este es el objetivo de cualquier partido democrático. Aceptar las decisiones de los ciudadanos, los resultados electorales. Cuando vienen bien, celebrar y gobernar, y cuando vienen mal, mejorar y buscar las fórmulas para volver a obtener un mayor resultado electoral», ha reiterado.

Mañueco y Moreno también se limitan a expresar su respeto a la decisión

Mientras que la madrileña Isabel Díaz Ayuso y el murciano Fernando López-Miras han aplaudido con entusiasmo la decisión, otros barones como el andaluz Juanma Moreno o el castellanoleonés Alfonso Fernández-Mañueco se han limitado a expresar su respeto y a subrayar que es una decisión del presidente del partido.

El presidente de Murcia ha calificado de «acertada» esa decisión de dejar Génova que anunció Casado y comparte esa reflexión de Casado. «El futuro de todos no puede verse lastrado por los actos de unos pocos. Acertada decisión del presidente Casado», ha manifestado hoy en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, que ha recogido Europa Press. 

Aunque casi todos los líderes regionales aseguraron haberse enterado este martes de la noticia, incluido el portavoz del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien sí podría estar al tanto es la presidenta de la Comunidad de Madrid, ya que el PP madrileño ocupa la primera planta de Génova 13. «Adiós Génova. Es el momento de nuevas ideas pero también, fusiones», afirmó Ayuso en Twitter nada más conocerse la noticia.

Otros presidentes como Moreno y Mañueco se han limitado a expresar su respeto y asegurar que se trata de una decisión del presidente del partido en el ámbito de sus competencias. «Esa es una decisión de la dirección nacional que yo respeto y no tengo nada más que añadir», ha dicho a los periodistas el presidente de Andalucía durante una visita a Úbeda (Jaén).

En una rueda de prensa en Valladolid este martes, Mañueco no se extendió mucho a la hora de valorar la decisión de Casado de abandonar Génova y dijo que respetaba la decisión que ha tomado «en el uso de sus atribuciones y de sus facultades» como presidente del PP. Este miércoles, el presidente de Castilla y León ha abundado en ese argumento al señalar que es una es una decisión que respeta y que toma Casado en el «ámbito de sus competencias», sin que él le de «más importancia». 

Pero hay otros dirigentes a los cuales la decisión no les ha gustado en absoluto. El sector más próximo a Mariano Rajoy, que tendrá que declarar en el juicio por esta reforma, al igual que José María Aznar, consideran que hacer ese anuncio en pleno juicio por la caja B del PP e inmediatamente después de los malos resultados en Cataluña ofrece una imagen de debilidad y de cesión ante las presiones de los adversarios políticos del PSOE y Unidas Podemos, pero también ante Vox, que casi cuadriplicó en escaños al PP en Cataluña.

El edificio puede venderse por entre 40 y 70 millones o alquilarse por hasta 160.000 euros al mes

GONZALO BAREÑO

La sede del PP en la calle Génova número 13 de Madrid fue comprada por el partido a Mapfre en el año 2006. Para ello, el PP solicitó una hipoteca a pagar en 30 años por 37 millones de euros al Banco Español de Crédito, luego absorbido por el Banco de Santander, de la que a día de hoy restan por pagar casi doce millones de euros. Hasta entonces, el PP ocupaba el edificio, construido en 1974, en régimen de alquiler desde que la AP de Manuel Fraga trasladó allí su cuartel general en el año 1983. Según diferentes informes realizados por empresas inmobiliarias, en caso de venta, el PP podría obtener por el edificio y las casi cien plazas de garaje una cantidad que fluctúa entre los 36 y los 70 millones de euros. El edificio se encuentra en una de las mejores zonas de Madrid y en función de cuál sea su estado y la magnitud de la reforma necesaria ese precio varía. El PP no ha aclarado si quiere vender el inmueble o alquilarlo. En este último caso, los populares podrían obtener una renta mensual de entre 140.000 y 160.000 euros al mes. Es también una de las zonas mejor cotizadas para oficinas en Madrid, aunque el auge del teletrabajo con motivo de la pandemia del coronavirus afecta a los precios de las inmuebles alquilados por las empresas para instalar allí sus sedes. 

Casado tiene que someter la mudanza de Génova a la junta directiva nacional del PP

Gonzalo Bareño
La sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid, que el partido abandonará tras llevar instalado en ella desde el año 1982
La sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid, que el partido abandonará tras llevar instalado en ella desde el año 1982 EUROPA PRESS

La dirección lo considera un puro trámite y no tiene intención de que se vote

«La sede nacional del Partido se fija en el número 13 de la calle Génova, de Madrid, y podrá ser trasladada por acuerdo de la Junta Directiva Nacional, sin necesidad de modificar los presentes Estatutos». Eso es textualmente lo que dicen las normas internas del PP en su página 6, en el apartado cuatro del artículo primero. Eso significa que la decisión anunciada por el líder popular, Pablo Casado, de cambiar la ubicación de la sede del partido por considerar que no pueden seguir instalados en un edificio cuya reforma está siendo juzgada en este momento en la Audiencia Nacional, no será efectiva hasta que no sea aprobada por la junta directiva nacional, que es el máximo órgano interno entre congresos. Este foro, que se reúne ordinariamente al menos una vez cada cuatro meses, representa a todos los territorios del partido y tiene 366 miembros.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Feijoo, sobre el abandono de la sede de Génova: «El PP lo que necesita es ganar»