Denuncian la muerte por un disparo de un lobo en A Mezquita y el envenenamiento de otros dos en O Xurés

Se han abierto investigaciones para aclarar lo sucedido con estos animales

Loba hallada muerta de un disparo en A Mezquita
Loba hallada muerta de un disparo en A Mezquita

 La Asociación Profesional de Agentes Forestales y Medioambientales de Galicia ha informado del hallazgo de una loba muerta, a causa de un disparo, en el municipio ourensano de A Mezquita. El cadáver del animal se encontraba junto al de un jabalí que, supuestamente, se habría utilizado como cebo. Se ha abierto una investigación para dar con el culpable.

Al tiempo, la asociación animalista Libera ha denunciado este miércoles la aparición de dos lobos muertos, supuestamente envenenados, que fueron encontrados en la zona portuguesa del Parque do Xurés. Libera ha recordado que este espacio protegido es de gestión compartida entre España y Portugal, y en el territorio luso la prohibición de cazar lobos ibéricos funciona desde 1988, «lo que no ha evitado el furtivismo con escopetas, rifles, cepos y lazos en diferentes partes del país», aseguran.

A raíz de esta situación, partidos políticos como el animalista PAN ya han registrado iniciativas parlamentarias para forzar la comparecencia del Ministro de Medio Ambiente, y la Asociación Animalista Libera ha reclamado un refuerzo de la vigilancia pasiva y activa en la zona de Baixa Limia-Xurés, de gestión autonómica y «donde inexplicablemente se sigue permitiendo cazar a diferentes animales».

El hallazgo se produce en medio del debate por la propuesta del Ministerio de Transición Ecológica de incrementar la protección del lobo ibérico, poniendo fin a su caza selectiva, algo a lo que se oponen los ganaderos y los gobiernos de las comunidades de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia.

«No campo podemos convivir lobos e gandeiros, pero señores da Administración, poñan as botas e veñan á aldea»

Xabier Paz González
Xabier Paz, na súa finca, Enxebreza
Xabier Paz, na súa finca, Enxebreza

Xabier Paz, un gandeiro de Vilalba de 22 anos, conta en primeira persoa o impacto do lobo na súa actividade e reclama medidas que compatibilicen a conservación da especie e a actividade no agro

Nunca pensei escribir isto, pero creo que é o momento. Todo comezou cos 18 anos acabados de cumprir. Un venres recibín unha chamada de meu pai. Pensei que o avisaran da universidade de que ese día non fóra á clase, porque todos sabemos que os xoves universitarios son complicados. Pero un minuto despois, decateime de que era un dos mellores días da miña vida: díxome que ía quedar libre unha finca onde me podería incorporar á actividade gandeira e empezar toda esta andaina.

Ao pouco tempo cambiei a carreira por un ciclo superior relacionado co meu futuro, uns estudos que me axudarían a facer realidade un soño con coñecementos e profesionalidade. Por suposto, sempre apoiado pola familia porque onde ía un rapaz coma min, con todas as ganas do mundo pero sen unha base económica, negociar un préstamo cun banco, ou falar cos donos dunha finca para alugala? Paso a paso, con moita axuda, e malia o complicados que son todos eses trámites, conseguino.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Denuncian la muerte por un disparo de un lobo en A Mezquita y el envenenamiento de otros dos en O Xurés