La política ourensana vuelve a agitarse por los pactos en Concello y Diputación

Ciudadanos destapa que el PSOE le ofreció la presidencia de la institución provincial

Gonzalo Pérez Jácome y José Manuel Baltar
Gonzalo Pérez Jácome y José Manuel Baltar

ourense / la vozredacción / la voz

La inestabilidad política hace tiempo que campa a sus anchas en el Concello de Ourense. El grupo de gobierno de Democracia Ourensana (DO) es tan precario en número de ediles -3 de los 27 que conforman la corporación municipal- que al mínimo contratiempo se detiene la maquinaria municipal. Por eso, el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, tuvo que pedir auxilio a la oposición para poder celebrar las reuniones de la junta de gobierno tras la baja médica del concejal, Telmo Ucha, que está ingresado por coronavirus.

El PP salió al rescate y decidió que uno de sus ediles formará parte de manera provisional de ese órgano para que haya el cuórum necesario. Según anunciaron los populares, la persona designada será su portavoz municipal, Flora Moure. Esa decisión de los populares no supone, puntualizaron, que tengan intención de recuperar el pacto de gobierno con Jácome.

El PSOE vinculó esa postura con la situación de «extrema debilidade» que vive José Manuel Baltar al frente de la Diputación de Ourense. Ciudadanos destapó el martes la maniobra del PSOE para tratar de lanzar una moción de censura en la Diputación de Ourense. Según su versión, se llegó a poner sobre la mesa entregarle la presidencia de la institución a su única diputada, Montse Lama (ex del Partido Popular). No fue la única oferta que asegura la formación naranja que recibieron en las últimas semanas. El PP, indican, también les propuso una vicepresidencia para dar estabilidad a su gobierno.

Cualquier moción de censura en la Diputación tiene que poner de acuerdo a PSOE, BNG, DO (tanto el diputado favorable a Jácome como el díscolo) y Ciudadanos. A pesar de todos estos movimientos, José Manuel Baltar se muestra tranquilo ante los intentos del líder del PSOE en Ourense, Rafael Rodríguez Villarino, de moverle el sillón: «É unha proba máis da súa nula capacidade política. Volveu facer mal as contas como lle pasou no 2019 e quedou a velas vir».

Jácome, por su parte, se desmarca de los movimientos del PSOE en la institución provincial: «Para mí no hay ninguna relación entre el amago de moción de censura en la Diputación y que el PP apoyase la entrada en la Junta de Gobierno Local».

La inestabilidad amenaza a la Diputación y cada voto se escruta con el máximo detalle

Miguel Ascón
Pleno telemático en la Diputación ourensana
Pleno telemático en la Diputación ourensana

A petición del PSOE, un informe del secretario certifica que dos votaciones de la representante de Ciudadanos no fueron válidas

La crisis política del Concello de Ourense tuvo y tiene consecuencias en la Diputación. Por ahora, la gobernabilidad en la institución provincial no se ha visto comprometida, pero la mayoría absoluta de José Manuel Baltar es más justa que nunca. El líder popular dependía de Democracia Ourensana, pero con Armando Ojea a las órdenes de Jácome, el apoyo del díscolo Miguel Caride es ahora todavía más importante. A este, sin embargo, no le quedan muchos motivos para seguir la disciplina de voto del PP y, de hecho, en los últimos plenos se ha desmarcado en varias ocasiones. A cambio, en los últimos meses se ha manifestado un acercamiento entre el gobierno popular y la única representante de Ciudadanos, Montse Lama. Con ella de su lado, al PP ya no le haría falta DO.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La política ourensana vuelve a agitarse por los pactos en Concello y Diputación