La Xunta exige que la AP-9 se transfiera con dinero suficiente del Estado

Pide fondos para ampliar la autopista y una reunión al Gobierno para poner en marcha las rebajas en los peajes

Imagen del túnel de O Sartego, en la AP-9 en Fene
Imagen del túnel de O Sartego, en la AP-9 en Fene

Vigo

La Xunta quiere empezar a abordar ya con el Gobierno central la transferencia a Galicia de la titularidad de la AP-9 antes de que las Cortes den su visto bueno definitivo a dicho traspaso. En una intervención en el Parlamento gallego, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, advirtió que a la Xunta no le servirá la simple transferencia de los derechos del vial, sino que exigirá que esta venga acompañada de fondos suficientes para pagar a la concesionaria los compromisos adquiridos con Audasa por el Gobierno central hasta ahora y las futuras ampliaciones de la capacidad de la AP-9 también. 

En ese capítulo, la Xunta estima que deberían quedar cubiertas con dinero del Estado obras como las de conexión con otros viales como el 18 de A Coruña, el enlace Orbital de Santiago, el nudo de bomberos en Pontevedra, o el de Teis en Vigo, así como la conversión de la autopista en esta ciudad en vía urbana.  

La conselleira reclamó que se vuelva a reunir la comisión mixta sobre la autopista gallega que había creado el Gobierno de Rajoy y que el de Sánchez apenas le ha dado legitimidad. Indicó que ese es el foro donde debería abordarse la puesta en marcha de las bonificaciones de peajes que el Ejecutivo central acordó con el BNG a cambio de su apoyo en la investidura del presidente, y que también cuentan con una dotación de 54,9 millones de euros en los presupuestos generales del Estado para este año, pero que aún no han sido aplicados. Vázquez volvió a reprochar la alianza que entiende existe entre el Ministerio de Transportes y Audasa, de los que dijo supeditan a la autopista «á mesma música, moi pouco galega». 

La conselleira considera que el Gobierno central está deslegitimado respecto a la AP-9 a los haber aplicado ya las rebajas de peajes anunciadas, y en su lugar haber consentido y respaldado la subida del 0,92 % que aplicó Audasa en sus tarifas el 1 de enero.

También desacreditó en su intervención la conselleira que Redondela siga contando con peajes casi cuatro años después de haberse anunciado su liberación, o que en la parroquia de Chapela, del mismo municipio, los profesores del centro educativo próximo al vial se vean obligados a impartir clases con micrófono para elevar su voz por encima del ruido del tráfico, como desveló La Voz de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta exige que la AP-9 se transfiera con dinero suficiente del Estado