Los tres partidos llegan por separado a defender el traspaso a Galicia de la AP-9

Comparecen divididos ante el Congreso antes de empezar el debate para la transferencia

Diego Calvo, del PP, con la líder del BNG, Ana Pontón, esta mañana a las puertas del Congreso, antes del debate. A su lado, el diputado popular Celso Delgado
Diego Calvo, del PP, con la líder del BNG, Ana Pontón, esta mañana a las puertas del Congreso, antes del debate. A su lado, el diputado popular Celso Delgado

Madrid

Los dirigentes de las tres formaciones gallegas con representación en el Parlamento autonómico que este martes defenderán en el Congreso la transferencia de la AP-9 coinciden en el voto: todos a favor. Pero difieren en las formas: lejos de ofrecer en Madrid una imagen de unidad, compareciendo de forma conjunta, PPdeG, BNG y PSdeG optaron por intervenir por separado a su llegada a cuentagotas a la Carrera de San Jerónimo, delimitando así cada uno sus mensajes en clave interna. 

La primera en hacer acto de presencia fue la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, que acompañada del diputado Néstor Rego reivindicó el papel jugado por los nacionalistas en un primer paso de dicha transferencia, que supondrá el primer paso para «poñer fin a unha estafa legalizada que levamos soportando durante moito tempo». 

A la conclusión de su intervención en la puerta de los leones apareció el vicepresidente del Parlamento gallego, Diego Calvo, del PPdeG, destacando la importancia del cambio de la titularidad de la principal autopista gallega: «Ninguén en Galicia comprendería que unha autopista puidera ampliarse con cargo ao bolsillo dos galegos en vez de con cargo ao orzamento. É importante que as decisións se tomen en Galicia», argumentó.

A Calvo lo arroparon Celso Delgado, diputado nacional experto en infraestructuras, la vicepresidenta del Congreso Ana Pastor, Jaime de Olano, Diego Gago, Tristana Moraleja y otros diputados gallegos del Grupo Popular en la Cámara Baja.

Gonzalo Caballero, junto a diputados gallegos del PSdeG, frente a la Cámara baja
Gonzalo Caballero, junto a diputados gallegos del PSdeG, frente a la Cámara baja

A la conclusión fue el turno para el líder de los socialistas gallegos, que también escogió el mismo sitio frente a la fachada principal al Congreso para reivindicar el papel jugado por un Gobierno «progresista presidido por Pedro Sánchez» el encargado de aprobar «unhas rebaixas históricas», algo que puso en contraste con la prórroga a Audasa concedida por Aznar y el «veto» de Rajoy. Caballero también contó con el respaldo de diputados y senadores socialistas gallegos en Madrid, entre los que destacaba Guillermo Meijón, que al igual que Celso Delgado y Néstor Rego, también tomarán la palabra en el debate.

La primera imagen de Calvo, Pontón y Caballero juntos no se dará hasta las 14.45 en el Salón de Pasos Perdidos, en donde serán recibidos por la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, antes de que comience el Pleno, en el que el punto de la AP-9 está fijado de primero en el orden del día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los tres partidos llegan por separado a defender el traspaso a Galicia de la AP-9