Un pueblo de Segovia descubre en Meirás una pila desaparecida en 1958

Frumales lleva tiempo buscando una pieza románica que se llevó Carmen Polo

Iglesia de Frumales, en Segovia, de donde se llevó Carmen Polo una pila bautismal románica que ahora ha aparecido en Meirás
Iglesia de Frumales, en Segovia, de donde se llevó Carmen Polo una pila bautismal románica que ahora ha aparecido en Meirás

Redacción / La Voz

Han pasado ya más de 60 años, y sin embargo los que lo vivieron lo recuerdan como si fuera ayer. Y los que no lo experimentaron en primera persona conservan en su memoria todas las historias que se han ido transmitiendo de generación en generación sobre aquella famosa visita que Carmen Polo, mujer de Francisco Franco, hizo al pequeño pueblo segoviano de Frumales el 3 de octubre del año 1958. Desde entonces, los vecinos de este municipio —con un censo que en la actualidad apenas llega a los 120 habitantes pero cuya población se multiplica considerablemente durante los meses de verano— siguen con especial atención toda la información que se publica sobre el pazo de Meirás. Porque aquella polémica visita hermanó para siempre el inmueble de Sada con Frumales. La culpable: una pila bautismal; una joya del románico de la que Carmen Polo se habría encaprichado y que desapareció del pueblo aquel mismo 3 de octubre sin dejar ningún rastro. Hasta que hace unas semanas se hizo público el inventario con las casi 700 piezas que la familia del dictador mantenía en el interior del inmueble. Porque entre las imágenes publicadas, aparecía una pila que muchos mayores del pueblo reconocieron como propia.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Un pueblo de Segovia descubre en Meirás una pila desaparecida en 1958