Galicia vuelve a caer por debajo de los 2,7 millones de habitantes

El alto índice de fallecimientos respecto al de nacimientos frena la recuperación de inicios de 2020, aunque siguen llegando más inmigrantes que personas dejan la comunidad

Lugo tiene una baja natalidad pero a la vez una elevada esperanza de vida
Lugo tiene una baja natalidad pero a la vez una elevada esperanza de vida

Vigo

Galicia ha dado un paso atrás de dos años en materia de población. Si al inicio del 2020 puso freno a ocho años seguidos de sangría poblacional en los que se perdieron casi 40.000 residentes, los registros que acaba de dar a conocer el INE para el 1 de julio del año pasado vuelven a descubrir una vuelta a la senda descendente, con 8.956 vecinos menos en la comunidad en solo seis meses. Con dicha caída además, Galicia vuelve a situarse por debajo de los 2,7 millones de habitantes que había logrado volver a restaurar durante todo el 2019, año que lo había comenzado con 501 inscritos por debajo de dicha barrera. 

Las cifras de población hoy difundidas establecen que la comunidad gallega tiene ahora 2.698.718 residentes, prácticamente la misma cifra con la que comenzó el siglo XXI, pero que tuvo al año siguiente, el 2002, su peor registro, equiparable al de 1970 cuando a Galicia aún le quedaba por vivir parte del baby bum y seguir creciendo, incluso para aproximarse en los años ochenta a los tres millones de habitantes, marca que nunca llegó a lograr en toda su historia. Los datos que ha difundido el INE hoy, son en todo caso provisionales y pendientes por ello de una última depuración. 

En esta ocasión el saldo migratorio no ha sido suficiente, pese a seguir siendo positivo con más entradas de inmigrantes que salida de residentes, para paliar el enorme agujero que el saldo vegetativo causa en el censo gallego desde hace más de tres décadas. La cuenta de fallecimientos menos nacimientos arroja en la primera mitad del 2020 un resultado negativo de 8.956 personas, mientras que la misma operación restando los residentes que emigran a los que se establecen llegando desde el  resto de España o el extranjero es positivo pero en 4.334. Al cruzar ambos resultados sale un déficit poblacional de -4.622 residentes y bajar por tanto de los 2,7 millones del 1 de enero a 2,69 del este último registro. Galicia, eso sí, ha subido puestos en la captación de emigración extranjera y es ahora la octava que más atrae, como, y esto es aún más novedoso, es la tercera autonomía con mejor saldo de intercambio de habitantes dentro de España, al llegar 818 más de los que se trasladaron desde aquí a otras comunidades. 

Y si en Galicia baja la población (en un 0,14 %), lo hace un poco más en Melilla (-0,22); Extremadura (-0,25); Asturias (-0,34), y Castilla y León (-0,42), y menos que todas las anteriores Cantabria (-0,01); Ceuta (-0,10) y Castilla-La Mancha (-0,12). El resto de España crece poblacionalmente en cambio, haciéndolo todo el país en su conjunto un 0,04 %, con 18.953 personas más que sitúan el censo total en 47.351.567 residentes. En todo el Estado sí, el saldo migratorio de más 113.856 nuevos residentes compensó la caída demográfica de 94.057 que fueron las muertes registradas más que nacimientos en los seis primeros meses del año, ya con la pandemia del coronavirus desatada.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia vuelve a caer por debajo de los 2,7 millones de habitantes