La Xunta reforzará las traídas vecinales y los pozos por ser más sostenibles

Ve «poco eficaz» el abastecimiento centralizado en poblaciones dispersas

La península de Crendes y Orto, en Abegondo, un concello pionero en la gestión de las traídas vecinales y que fue premiado por la Unión Europea
La península de Crendes y Orto, en Abegondo, un concello pionero en la gestión de las traídas vecinales y que fue premiado por la Unión Europea

redacción / la voz

Augas de Galicia quiere superar el mito de que el abastecimiento centralizado es sinónimo de progreso y quiere apoyar la tradición gallega de la autogestión del agua, que se refleja en la profusión de pozos o manantiales privados y en las traídas gestionadas por los vecinos, principalmente en parroquias rurales. La idea de sostenibilidad, tanto económica como medioambiental, está cambiando patrones socioeconómicos que se pensaban inmutables en todos los ámbitos. También en el ciclo del agua, en un contexto en el que el cambio climático obliga a reorientar las políticas en este ámbito.

Así, el gestor del agua en Galicia, que depende de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, prepara un plan para apoyar los sistemas de autogestión del agua en Galicia, tanto las traídas comunitarias o vecinales como los pozos privados, con el objetivo de garantizar la calidad del agua y realizar un inventario que incluya la legalización de algunos abastecimientos que están en una especie de limbo administrativo. Augas de Galicia asume que estos sistemas a pequeña escala «resultan vitais para a dotación de auga no entorno rural de Galicia» y bajo esta premisa considera «estratéxico fortalecer a sostibilidade das pequenas subministracións» en las comunidades rurales dispersas, «como modelo alternativo á municipalización dos servizos, moito menos eficaz nestes lugares».

Esta idea, que conecta con el debate político sobre la remunicipalización de suministros esenciales como el agua, se va a materializar en dos líneas de trabajo que ya están en marcha. Por una lado, desde el año pasado hay una nueva línea de subvenciones para optimizar los procesos y las instalaciones, con el objetivo mejorar las garantías sanitarias y la calidad del agua, pues el organismo de la Xunta considera que, en algunos casos, la seguridad sanitaria de estos abastecimientos puede estar comprometida, tal vez por un déficit de concienciación.

En conexión con esta prioridad relacionada con la calidad del agua, el organismo que dirige Teresa Gutiérrez prepara un plan más ambicioso para implicar a los ayuntamientos con estas comunidades de usuarios, buscando ordenar estos abastecimientos, fomentar la colaboración municipal y un mayor conocimiento de esta realidad.

Elección de seis municipios

Así, se ha puesto en marcha la contratación de los primeros seis planes municipales. Cada uno de ellos conllevará la realización de un inventario de estos modelos de abastecimiento, así como un diagnóstico de su situación actual, poniendo el acento en su vulnerabilidad potencial, con el fin de identificar las actuaciones que sean necesarias para solucionar sus carencias. En los próximos meses se elegirán los primeros seis concellos en los que se implementarán estos planes, con los que deberán colaborar aportando su información y recursos. La licitación tiene un presupuesto cercano a los 900.000 euros y servirá para asesorar a los técnicos de Augas en la elaboración de planes de abastecimiento autónomo. También se analizará la calidad del agua de estas traídas y se favorecerá la participación del vecindario. Además, se identificarán las viviendas con pozo.

En Augas de Galicia reconocen que la iniciativa surge de la exitosa experiencia de Abegondo con sus traídas vecinales, elegida entre las cinco mejores de la UE en el marco del proyecto Life. Gracias a este plan piloto se demostró la viabilidad de estos sistemas frente a los abastecimientos centralizados, demostrando que son más rentables. En Abegondo, la municipalización duplicaría el gasto.

Se estima que uno de cada diez ciudadanos europeos se abastece por medio de estos sistemas. En Galicia, un 10 % de la población lo hace a través de redes gestionadas por los vecinos y otro 13 %, mediante pozos.

«La idea es buena; ahora hay que despertar a los alcaldes»

Rafael Carrera, un apasionado del agua, fue el fundador de la iniciativa asociativa (Coxapo) que reúne a más de un millar de traídas vecinales y reside en Tomiño, uno de los municipios de Galicia que considera un modelo en la autogestión del agua, junto con Abegondo. Miembro de la Mesa Nacional del Agua, considera que la iniciativa de Augas de Galicia es «fantástica». «Se reconoce una problemática a la que históricamente no se ha dado solución, a pesar de ser una realidad muy gallega, pues la autogestión del agua solo la compartimos con Asturias y León».

Carrera recuerda que hay países como Irlanda o Austria donde los abastecimientos vecinales son muy comunes, y cree que son iniciativas que refuerzan a la comunidad y a la sociedad civil, al tiempo que se reduce el coste del agua pues se evita su privatización. «Se trata de que un grupo de vecinos se unen para construir un patrimonio por el bien común y luego ponen una garantía para poder mantenerlo a lo largo del tiempo», comenta. Explica que funcionan de una forma parecida a una comunidad de propietarios. «Cuando hay que hacer una obra o un mantenimiento relevante se organiza una derrama», añade.

Rafael Carrera cree que en el departamento que dirige Ethel Vázquez existe sensibilidad hacia esta problemática. «Ahora lo que hay que hacer es despertar a los alcaldes, que en este asunto muchos están algo dormidos». Este experto en gestión de los recursos hídricos cree que hay muchos concellos que no muestran una actitud colaborativa con las traídas vecinales. «No les están dando ayudas y muy a menudo ponen trabas. Hay que recordarles que no son suministros privados, sino redes sin ánimo de lucro», aclara.

Tecnología para buscar, y encontrar, agua bajo las piedras

Pablo González
 La Xunta ha decidido tomar como referencia para estos proyectos el área de Vigo. En la imagen, el embalse de abastecimiento de Eiras durante la sequía del 2017.magen, el embalse de abastecimiento de Eiras durante la sequía del 2017.
La Xunta ha decidido tomar como referencia para estos proyectos el área de Vigo. En la imagen, el embalse de abastecimiento de Eiras durante la sequía del 2017.magen, el embalse de abastecimiento de Eiras durante la sequía del 2017.

La Xunta recurre al «big data» para calcular cuáles son los recursos hídricos subterráneos en Galicia

Galicia es el país de los mil ríos de Cunqueiro, pero también el país de los miles de pozos. El poblamiento disperso y la lógica imposibilidad de canalizar el agua con recursos públicos a todas las viviendas ha consolidado la búsqueda de agua subterránea como una opción para garantizar el abastecimiento en las zonas rurales, evitando un gasto público que en muchos casos no se justificaría. Galicia, más que ninguna otra comunidad, ha desarrollado un amplio sistema de autogestión del agua.

Esta realidad es conocida por Augas de Galicia, que quiere repensar en clave de futuro cómo se va a gestionar el agua en la comunidad ante las amenazas del cambio climático y, también, tener una idea clara de cuáles son sus recursos hídricos ante una previsible crisis climática, en la que la sequía y las inundaciones serán mucho más habituales. Conocer cuáles son las reservas de agua subterránea es fundamental de cara a ese futuro incierto, y la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, de la que depende ahora Augas de Galicia, ha buscado apoyo en la innovación y en la ciencia gallega para dar solución a estos interrogantes, dentro de un proyecto que ha sido bautizado como Innoaugas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La Xunta reforzará las traídas vecinales y los pozos por ser más sostenibles