La Xunta diferencia su Banco de terras al del bipartito: «Cremos máis na intermediación e iniciativa privada»

El conselleiro do Medio Rural, José González, afirma que la nueva normativa es «tremendamente respectuosa coa propiedade e os propietarios»


El conselleiro do Medio Rural, José González, ha asegurado que la ley de recuperación de tierras abandonadas que inicia en breve su tramitación parlamentaria se diferencia del Banco de terras impulsado durante el gobierno bipartito en la Xunta en que el texto actual apuesta por la «intermediación e a facilitación da iniciativa privada».

Lo ha dicho en una entrevista en Radio Nacional este domingo recogida por Europa Press, en la que el titular de Medio Rural ha apelado a «pechar debates» sobre la creación de un banco de tierras en desuso que fue muy criticado por el PP durante su etapa en la oposición.

«As ferramentas, todas, con independencia de quen as creara, que contribúan a mellorar a valoración da nosa terra son benvidas», ha sentenciado González, que ha reivindicado que los «axustes» adoptados a dicho mecanismo en el año 2011, ya con el PP de vuelta en San Caetano, y los que se adoptan con esta nueva ley buscan otorgar «máis axilidade» a la recuperación de tierras sin actividad.

El conselleiro ha estimado, con base en un estudio elaborado por la universidad, «nunhas 500.000 hectáreas» la extensión de tierras abandonadas en Galicia y que la Xunta pretende reactivar a través de esta ley que, según ha subrayado, «é tremendamente respectuosa coa propiedade e os propietarios».

Con el objetivo de aumentar la base territorial del sector primario gallego, el texto normativo plantea la posibilidad de que fincas sin uso cuyos propietarios «ás veces teñen incluso que pagar por elas» puedan ser puestas a disposición de productores a través de un arrendamiento. Todo ello, ha continuado, con «maiorías moi cualificadas, sempre do 70%» y consultando a los propietarios «por canto as queren arrendar y canto queren cobrar» por ello.

En este sentido, la Administración autonómica se reserva el papel de intermediario en los acuerdos entre particulares. Además, como ha destacado José González, el Banco de terras da cobertura al propietaria a la hora de garantizar el cobro del alquiler en caso de impago por parte del arrendador.

Investigación de propiedad

Respecto a los mecanismos de investigación para dar con el dueño de un terreno, el conselleiro ha manifestado que la «facultade» de llevar a cabo las pesquisas la ejercerá la Administración gallega que, en caso de no ser encontrado el legítimo propietario, podría asumir la titularidad de una finca. «A través dun dictamen da Comisión de Dereito Civil de Galicia entendemos que esa facultade lle corresponde á Xunta porque é quen ten competencias para valorizar o rural galego», ha comentado, antes de señalar que «es muy difícil» que la subdelegación de Hacienda en cada provincia «se poña a investigar a propiedade de fincas».

Asimismo, ha defendido que el procedimiento de investigación que llevará a cabo la Xunta es «moito máis garantista» que el del Estado, pues otorga un período de cinco años una vez terminado el proceso para que un propietario «poida acreditar a titularidade» de un terreno ante la Agencia de Desarrollo Rural.

«Non buscamos quedar coa propiedade de nadie. O que buscamos é regularizar, é que xente que poida estar en países de Latinoamérica ou de Europa e que ten un descoñecemento profundo do que deixaron aquí os seus antepasados teña a oportunidade de regularizalo», ha apostillado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta diferencia su Banco de terras al del bipartito: «Cremos máis na intermediación e iniciativa privada»