El aeropuerto de Oporto capta ya a tres de cada cuatro viajeros del noroeste

Sigue comiendo mercado a las terminales gallegas ante el desplome general

aeropuerto de Oporto
aeropuerto de Oporto

vigo / la voz

Todos los aeropuertos de la Península, y la práctica totalidad de los del mundo, se hundieron en el 2020. Solo los de Huesca, Albacete y Burgos crecieron, aunque de manera casi anecdótica entre todos los de España y Portugal. Los cuatro del noroeste siguieron la misma tendencia a la baja a causa de confinamientos y restricciones a la movilidad. Pero el de Oporto lo ha hecho menos que los tres gallegos, que la media de los de España y de Portugal.

El Sá Carneiro perdió el 66,3 % de los 13,1 millones de pasajeros del año anterior, en el que había establecido su récord histórico, mientras que las tres terminales gallegas en conjunto retrocedieron un 68,1 % para pasar de 5,2 millones a 1,6.

Con ese ligera menor caída de la infraestructura aérea portuense, Oporto le ha dado otro pequeño mordisco a la tarta del tráfico de pasajeros del noroeste, pero suficiente como para marcar el récord histórico de captación de viajeros del área que forman Galicia y el norte de Portugal. En el 2020, el Sá Carneiro se hizo con el 72,6 % de los pasajeros que volaron a este espacio de la Península o partieron de ella. Casi tres de cada cuatro personas que viajaron el año pasado desde alguna de las cuatro pistas lo hizo pues desde la segunda urbe de Portugal.

Esa característica de área urbana más poblada tras la de la capital de la República vecina le da a Oporto un escenario con el que no se puede comparar ninguna de las ciudades gallegas ni sus aeropuertos. Sin embargo, no hace tanto que las tres terminales superaron en conjunto los tráficos del Sá Carneiro. En 1996, Lavacolla, Alvedro y Peinador se repartían el 50,2 % del tráfico del noroeste; un 50,3 un año después; de nuevo un 50,4 en el 2001, para captar también más de la mitad de los pasajeros desde el 2003 al 2007, marcando un récord de 55,2 % en el año 2006.

Coincidiendo con la crisis económica de la década pasada, la terminal lusa empezó a crecer sin límites hasta que explotó el coronavirus, mientras que las gallegas sufrieron una evolución más renqueante hasta que en el 2015 iniciaron una senda ascendente que les llevó al hito de 5,2 millones en el 2019, igualmente truncado ahora por la pandemia.

Razones del aumento

¿Y por qué pese a las dificultades Oporto se ha hecho con más porcentaje de mercado en el noroeste? Como gran área urbana mueve más público que las ciudades gallegas. Pero ha perdido incluso menos usuarios que Lisboa, Madrid o Barcelona.

«Oporto ha tejido una red de destinos directos que le conectan con toda Europa, parte de América y África y la ofrece a un territorio muy amplio que va desde Coímbra a Santiago», señala Abilio Álvarez, presidente del grupo empresarial de agencias de viaje Avasa. «Todos buscamos seguridad y sus vuelos directos juegan ahora a su favor, porque la gente trata de evitar riesgos en las escalas, especialmente en Madrid, que es donde nos llevan nuestros aeropuertos en vuelos de conexión. Barajas ha generado cierta psicosis, y muchos clientes tratan de evitarlo», añade. A su juicio, «los vuelos directos enganchan mucho y Oporto los tiene. Cuando tengan el tren rápido aún crecerán más», advierte Álvarez.

Sus bazas: mucho bajo coste, destinos internacionales sin escalas y vuelos consolidados

Oporto no consiguió superar los 2 millones de pasajeros hasta 1995 y tardó trece años en doblar ese volumen de tráfico. Pero desde el 2015 venía sumando cada año un millón más de viajeros a sus estadísticas. En las de antes de la pandemia había alcanzado los 92 destinos de 24 países a cargo de una treintena de aerolíneas.

«El Sá Carneiro tiene un amplio abanico de destinos internacionales, con lo que ya ofrece algo que en Galicia no hay. Y a esa oferta le suma la facilidad y las tarifas de una aerolínea de bajo coste como Ryanair, con lo que su capacidad de atracción aumenta», apunta Agustín Vázquez, analista del sector del turismo y director de la firma gallega viajaragusto.es.

«El viajero de la periferia ha desarrollado cierto miedo a viajar a Madrid para conectar con otros vuelos», coincide con Abilio Álvarez, «y además, en este momento de enorme incertidumbre, ante el sinfín de cancelaciones que hay, resulta menos problemático tener que volverse a casa desde Oporto si no se puede volar, que quedarse tirado en Barajas, donde a la gente le ha quedado en la cabeza que es un riesgo ir en medio de esta crisis sanitaria», añade Vázquez.

«Tienen vuelos muy consolidados a Alemania [13 destinos], Francia [20], a Brasil o los de Newark (New Jersey) y Canadá, muy utilizados por su emigración, pero también por las empresas gallegas, sobre todo las de pesca», indica.

El alcalde de Oporto: «Le he propuesto a Feijoo coordinar los aeropuertos de Oporto y Santiago»

carlos punzón
Rui Moreira viajó esta semana a A Coruña para cenar y participar en un debate con Feijoo
Rui Moreira viajó esta semana a A Coruña para cenar y participar en un debate con Feijoo

Rui Moreira defiende que el norte de Portugal se desplace en tren a Madrid desde Galicia

Tiene serias dudas sobre si se presentará o no el año que viene a la reelección en un tercer mandato. «Cumpliré 65 años y quiero hacer otras cosas», dice Rui Moreira, alcalde de Oporto desde el 2013, figura política relevante en todo Portugal, independiente, que acostumbra a echar pulsos al centralismo lisboeta, desde la semana pasada también como analista de televisión en prime time. Viajó el viernes a A Coruña para participar en el foro Diálogos Gallaecia e insistir en que es imprescindible otra relación entre Galicia y el norte de Portugal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El aeropuerto de Oporto capta ya a tres de cada cuatro viajeros del noroeste