El homicida de Oza-Cesuras y el marido de la víctima habían tenido un altercado

El detenido llevaba grilletes, una cadena de acero, un candado y cartuchos, por lo que no se descarta que intentase un secuestro o una tortura

Un investigador de la policía buscando pruebas en la vivienda de la víctima, en Porzomillos
Un investigador de la policía buscando pruebas en la vivienda de la víctima, en Porzomillos

a coruña / la voz

La Guardia Civil llegó a las 19.00 horas del viernes a la casa de Porzomillos, en Oza-Cesuras, encontrándose el cuerpo ya sin vida de Cristina, de 33 años. Gracias al testimonio de los vecinos, que habían oído gritar a la fallecida y visto a un hombre «corpulento y con chaleco reflectante abandonar la vivienda», los agentes hicieron una batida y en la finca contigua lo vieron en el suelo, con la ropa ensangrentada. En un primer momento, el hombre les dijo que estaba caminando y se había lesionado en un pie. Pero en cuanto le preguntaron si tenía algo que ver con el crimen, sufrió un amago de infarto. A unos 700 metros se halló el vehículo del sospechoso.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El homicida de Oza-Cesuras y el marido de la víctima habían tenido un altercado