Hallan el cadáver de una vecina de Narón a la que sus perros le habían comido la cara y un brazo

La mujer, de 59 años, vivía sola y tenía síndrome de Diógenes

Vivienda de Freixeiro en la que apareció muerta la mujer
Vivienda de Freixeiro en la que apareció muerta la mujer

Ferrol / La Voz

Una mujer de 59 años y cuya identidad corresponde a las iniciales M. D. P. G. fue descubierta muerta en su domicilio del barrio de Freixeiro, en el municipio de Narón. El hallazgo se produjo a primeras horas de la noche del miércoles, a raíz de que una asistente social del Concello naronés alertarse a la Policía Local del municipio de que llevaba tiempo sin saber de ella, por lo que se requirió también la presencia de miembros del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Ferrol-Narón. Se necesitó también la intervención de los bomberos del Speis local, que fueron los que franquearon el acceso a la vivienda.

La escena con la que se encontraron los agentes al entrar era espeluznante, porque sorprendieron un perro comiendo el cadáver, al que ya le faltaba la cara, parte de la cabeza y un brazo hasta la altura del codo.

El cuerpo sin vida de la mujer se encontraba ya en un estado de descomposición muy avanzado, casi momificado, por lo que se sospecha que la muerte se produjo hace cuatro semanas o incluso más.

El cadáver estaba tendido encima de una cama, envuelto en montones de ropa, y en la vivienda aparecieron varios perros muertos.

La hipótesis que se baraja es que la muerte le sobrevino por causas naturales, cuestión que se determinará en la autopsia, y que los canes actuaron de esa forma al verse encerrados y sin comida.

Según la información recogida por este periódico, la fallecida tenía el síndrome de Diógenes y, además de almacenar enseres inservibles en su casa, que presenta una situación de insalubridad total, también se dedicaba a recoger animales, con los que convivía.

Recogía animales

Delante de la vivienda, que está situada al borde de la carretera de Freixeiro a Valdoviño, al lado del puente del ferrocarril, siempre había una gran cantidad de gatos. Y a través de las ventanas de la primera planta de la casa aún se pueden ver ahora varias jaulas de pájaros colgadas en las paredes.

Además, hace algo más de tres años, los servicios de emergencia de l Concello de Narón ya le habían retirado una veintena de perros que la mujer tenía dentro de su vivienda.

La mujer vivía sola y la única familia con que contaba es un pariente lejano con el que, según la información recogida al respecto, no mantenía ninguna relación.

Después de que el juzgado de guardia de Ferrol autorizase el levantamiento del cadáver ya bien entrada la noche del jueves, se procedió a su traslado en un furgón funerario al tanatorio de Caranza, en el que ayer permanecía en una cámara frigorífica, en espera de que los forenses le practicasen la autopsia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hallan el cadáver de una vecina de Narón a la que sus perros le habían comido la cara y un brazo