El hielo complica la circulación y provoca decenas de accidentes en Galicia

El más grave, un siniestro mortal en Vigo, que segó la vida de un joven de 25 años

Accidente en A Ponte do Porto por una gran placa de hielo
Accidente en A Ponte do Porto por una gran placa de hielo

Una nueva madrugada de temperaturas gélidas ha facilitado la formación de hielo en muchas carreteras gallegas, dificultando la circulación y dejando un reguero de accidentes.

De hecho, este elemento estuvo detrás del accidente mortal ocurrido en Vigo a primera hora de esta mañana, cuando hacia las 6:15 un coche se salió de la vía (los bomberos creen que tras deslizarse por una placa de hielo) y chocó contra un semáforo en la avenida del aeropuerto, en Peinador, falleciendo en el siniestro un joven de 25 años, según informe E. V. Pita. Aunque la investigación continúa abierta, tras la inspección del lugar realizada por los equipos de atestados, la policía local viguesa ha confirmado que el vehículo entró en contacto con una placa de hielo que le hizo perder la adherencia.

Más allá de este grave siniestro, ha habido todo un rosario de incidencias. La Costa da Morte es una de las zonas más afectadas, con un reguero de salidas de vía y otros accidentes, tanto de turismos como de vehículos más pesados y articulados. Según el mapa de la Dirección General de Tráfico (DGT), esta mañana de jueves se registraron incidencias y problemas en la circulación en carreteras de municipios de Muxía, Vimianzo, Dumbría, Coristanco, Carballo y Zas, entre otros. En esta última localidad volcó un camión de cerdos. Tras salirse de la carretera, el vehículo cayó en una finca y varios animales se fugaron, según informó el 112.

Además de cortes de vías, retenciones y retrasos importantes en los desplazamientos en coche, se registraron accidentes tan llamativos una salida de vía múltiple con seis vehículos implicados en la salida de A Ponte do Porto en dirección a Camelle, donde la suma de una gran placa de hielo y las lluvias de primera hora complicaron notablemente la situación. En este accidente, una persona que viajaba en uno de los turismos siniestrados resultó herida al ser atropellada por otro de los vehículos implicados en el percance.

En el caso de Carballo, en las carreteras que van a Cerceda y a Coristanco se produjeron accidentes múltiples que obstaculizaron el tráfico. Con todo, en estos casos en la capital de la comarca de Bergantiños la Guardia Civil señala que no se produjeron heridos. Precisamente, el Ayuntamiento de Carballo informa en su cuenta oficial de Twitter de que Protección Civil lleva «toda la mañana echando sal en los puntos conflictivos», al tiempo que pide precaución.

Esparcir sal también fue el recurso elegido en A Coruña, en la carretera de Feáns,donde sobre las siete de la mañana se produjo un aparatoso accidente de tráfico, según informa E. Mouzo. Un conductor perdió el control de su coche y volcó. Inmediatamente después, otros dos vehículos estuvieron a punto de salirse de la vía. Las capas de hielo estuvieron detrás de los incidentes, que no dejaron en principio heridos.

También en la comarca de Ferrolterra hubo problemas por el hielo. En Fene hubo al menos dos salidas de la vía, la más llamativa la de un coche que estuvo a punto de caerse por un terraplén antes del puente del río Belelle. También se salieron de la calzada vehículos en Neda y en el viaducto de la autovía AG-64, en As Pontes.

Tampoco se descarta que el hielo esté detrás del llamativo accidente ocurrido en Santa Comba esta mañana, en el que tras una salida de vía, un vehículo con un hombre dentro cayó al río Tapia. El coche fue arrastrado por el agua hasta quedar encajado en unos troncos, pero el conductor no era capaz de salir por la fuerza de la corriente, y tuvo que ser rescatado por los bomberos.

En los viales arousanos, los accidentes relacionados por las heladas comenzaron ya de noche, con tres salidas de vía en Vilagarcía, Valga y Meaño, por lo que se recurrió a esparcir sal para reducir riesgos en los desplazamientos de primera hora.

Tras una madrugada gélida, con temperaturas que bajaron de los -5 grados en muchos puntos de Galicia, a lo largo de la mañana se ha ido normalizando la situación del tráfico. Hacia las doce, la DGT apenas registraba incidencias, más allá de restricciones por obras en la N-541 en Pontevedra, en la N-VI en Lugo o en la N-540 en Frameán.

Con todo, se recomienda extremar la precaución, toda vez que estaciones meteorológicas como la del punto kilométrico500.55 de la A-6 marcaban a esa hora temperaturas de -2 grados con una humedad del 95 %.

Conducir con nieve o hielo: más distancia, sin frenazos y con movimientos suaves

la voz

Lo mejor es evitar coger el coche, pero si hay que hacerlo es necesario ser precavidos

El primer consejo de la Dirección General de Tráfico cuando en la carretera hay nieve o hielo es evitar los desplazamientos. Aún así, si esto no es posible, hay una serie de medidas que deben tenerse claras a la hora de coger el volante con temperaturas bajas.

 

revisar el coche

Ruedas en buen estado. El buen estado de los neumáticos es importante siempre, pero lo es especialmente cuando las condiciones meteorológicas no son buenas, porque unas ruedas en mal estado disminuyen el agarre del coche al asfalto. Además, deben revisarse los niveles de líquidos, las luces, los frenos o la batería antes de emprender la ruta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El hielo complica la circulación y provoca decenas de accidentes en Galicia