¿Por qué suben los peajes de la AP-9 cuando habían prometido bajarlos?

El Gobierno asegura que no dio tiempo a evitarlo, pero Xunta y BNG no le creen

Protesta contra los peajes en el ramo de Redondela
Protesta contra los peajes en el ramo de Redondela

Vigo / La Voz

«En Galicia, un tema crítico es el agravio real, este es real del todo, que representan los peajes de la AP-9 en la movilidad diaria para muchos gallegos», manifestó en octubre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, al anunciar que el Gobierno incluiría en los presupuestos del 2021 fondos para rebajar los precios de la autopista gallega. Pero en lugar de abaratarse, ha sido la que más se ha encarecido de España. Compensar las obras hechas por Audasa hace que los peajes suban en la AP-9, mientras casi todas las demás bajan.

¿Hay fondos para rebajar los peajes de la AP-9?

Los hay, y están reservados en los Presupuestos Generales del Estado para el 2021 vigentes desde el día 1. Son tres partidas concretas: 50 millones para bonificar parte de sus peajes; 3,4 millones para «supresión de subida anual acumulativa del 1 %», y 1,53 millones más para «gratuidad Vigo-Redondela».

¿Por qué no se ha aplicado la bajada?

El ministerio advirtió en Navidades que no le daría tiempo a aprobar antes del nuevo año un real decreto con el que cambiar las condiciones del contrato con Audasa para hacer gratuitos los viajes de vuelta en el día, que los usuarios de la autopistas dejen de pagar las obras de ampliación de Rande y Santiago y el peaje en Redondela. La gestión del vial se rige por una concesión de 1973 y cualquier cambio hay que legitimarlo normativamente y reequilibrar los ingresos de la concesionaria si resulta perjudicada. Tiene que alcanzarse primero un acuerdo entre ministerio y Audasa, darle forma de convenio y este ser informado por el Ministerio de Hacienda y aprobado en Consejo de Ministros.

¿Se planteó evitar la subida el 1 de enero?

Fuentes conocedoras de las negociaciones entre ministerio y empresa indican que se valoró evitar, aún sin el pertinente real decreto ultimado, la subida del 0,92 % que se llevó a cabo con la entrada del nuevo año, pero se estimó que jurídicamente era delicado, además de reclamar Audasa soporte legal perfectamente definido ante cualquier cambio en sus condiciones. Desde el PSdeG añaden que solicitaron al Gobierno que, al menos, eliminase el peaje de Redondela, prometido para julio del 2018. No se eliminó con el nuevo año y además subió a 1 euro su recorrido.

¿Se admite el argumento técnico como excusa?

Ni la Xunta, ni el BNG, que forzó la rebaja de peajes a cambio de su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez, dan por bueno que el retraso sea comprensible por cuestiones técnico-jurídicas. El Gobierno gallego asegura que había alternativas posibles para evitar la subida, aprobar el decreto correspondiente y resolver después el Ministerio de Transportes con Audasa el pago de los peajes que dejarán de abonar los usuarios y que pasará a afrontar la Administración. «Han ignorado cualquier posible alternativa», señala la conselleira de Infraestructuras. El BNG habla de «incumprimento do acordo e cos galegos» y exige una rectificación urgente del Gobierno.

¿Cuándo se aplicarán las rebajas en la AP-9?

El ministerio elude poner una fecha para no generar nuevas expectativas o incurrir en un incumplimiento por su parte. Los testimonios consultados señalan que se plantea aplicar las rebajas en enero, pero mientras son los usuarios de la AP-9 los que afrontan la subida de peajes mientras en el resto de España bajan.

La autopista es cada vez un elemento de mayor discordia entre Madrid y Galicia

El ministerio de José Luis Ábalos no considera que tenga nada que negociar con la Xunta sobre la AP-9. Es de su exclusiva titularidad y no se ve siquiera obligado a antes de realizar cambios en la gestión del vial convocar la comisión de seguimiento sobre la autopista que integran ambas administraciones. Sí, en cambio, ha instado en más de una ocasión a la Xunta a colaborar económicamente en sufragar los peajes que no pagan los usuarios (Rande y A Barcala) o aportar fondos para minorar el coste de otros tramos.

La reciente exigencia del ministerio a la Xunta de que pague a Audasa en el plazo de tres meses 15,65 millones de euros por los peajes en sombra de la AP-9 que el Gobierno de Rajoy eximió a las arcas públicas gallegas, ha vuelto a sembrar la discordia a cuenta de la autopista entre Santiago y Madrid. La transferencia de la titularidad del vial, la realización de obras de enlace en las ciudades, el coste de los peajes y hasta las luces del puente de Rande, les enfrentan en la AP-9.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Tags
Comentarios

¿Por qué suben los peajes de la AP-9 cuando habían prometido bajarlos?