El Gobierno exige a la Xunta que vuelva a pagar el peaje de Rande y A Barcala y abone ya 15,6 millones a Audasa

Carlos Punzón
c. punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

XOAN CARLOS GIL

Le reclama que se haga cargo de la mitad de la factura y pague a Audasa lo que ha dejado de ingresar en los 2,5 últimos años

30 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La AP-9 acaba de suscitar un nuevo conflicto entre el Gobierno central y la Xunta. El Ministerio de Transportes pretende dejar sin efecto la decisión del Gobierno de Rajoy de que sea la Administración central la que asuma en solitario el pago de los peajes de Rande-O Morrazo y A Coruña-A Barcala y que evita desde el 2006 que los abonen sus usuarios. El real decreto del 2017 firmado por el entonces ministro Íñigo de la Serna, eximía a la Xunta de pagar una media de 7 millones de euros al año, al tiempo que el ministerio decidía unilateralmente rebajar a la mitad la factura que iba a pagar desde ese momento por ambos peajes aduciendo que Audasa estaba obteniendo «un enriquecimiento injusto» porque la gratuidad para el usuarios en los dos tramos estaba atrayendo más tráfico que el resto de la autopista y por tanto dando un beneficio exorbitado.

Audasa recurrió y ganó judicialmente dicha decisión y ahora se sabe que los recursos del Gobierno no han sido estimados, por lo que la resolución a favor de la concesionaria es firme.

Según ha sabido La Voz, el secretario de Estado de Transportes, Pedro Saura, ha remitido a la Xunta un requerimiento para que en función de dichos fallos judiciales vuelva a hacerse cargo de la mitad de la factura y pague a Audasa lo que ha dejado de ingresar en los 2,5 últimos años. En concreto, el Gobierno le exige a la Xunta que abone a la concesionaria 15,65 millones de euros, equivalentes al 50 % de los peajes que por decisión de De La Serna se dejaron de pagar a la empresa en Rande y A Barcala. Y de esa cuantía, el ministerio reclama 1,76 millones que han sido pagados por el Ministerio.