El PP intenta sin éxito censurar la camiseta reivindicativa de una diputada del BNG

El gesto reivindicativo de Noa Presas provoca una ácida discusión dentro del propio grupo del PP

La diputada, con la camiseta de la controversia
La diputada, con la camiseta de la controversia

Santiago

La diputada del BNG Noa Presas fue la encargada de prender este martes la mecha en el Parlamento gallego, provocando una discusión dentro de las filas del PP. A la también presidenta de la comisión de Economía le tocó defender una moción de impulso del sector eólico gallego, y aprovechó ese momento de visibilidad para extender sobre la tribuna una camiseta reivindicativa de los trabajadores de la planta de Siemens Gamesa de As Somozas, movilizados en defensa de sus empleos.

«Non ao peche, 500 familias á rúa», decía el lema, que irritó especialmente al portavoz del PP, Pedro Puy, que pidió sin éxito que fuera retirada tras mantener un ácido intercambio de palabras con el presidente de la Cámara, el también popular Miguel Santalices.

Justo en el momento en el que Presas colocaba la camiseta amarilla sobre la tribuna, Santalices empezó a inquietarse y a preguntar qué estaba haciendo y qué decían esas letras, pues no sería la primera vez que le boicotean una sesión, como hizo el también diputado nacionalista Luís Bará, que rompió en la tribuna una foto del jefe del Estado.

«Tranquilo, que non é nada anticonstitucional», respondió Noa Presas con ironía, si bien Pedro Puy pidió la palabra para advertir que con dicha acción se estaba vulnerando un acuerdo parlamentario relativo a las prendas de vestir, carteles u otros elementos que puedan «menoscabar o decoro» de la Cámara.

El propio Santalices mantuvo un intercambio de palabras con la vicepresidenta segunda del Parlamento, la nacionalista Montse Prado, inaudible para la prensa, tras el cual ambos parecieron constatar la inexistencia de tal acuerdo al que aludió el portavoz del PP. Pero Puy insistió e pedir la retirada. Así que Presas aprovechó la discusión entre los dos representantes del PP para echar mano a la camiseta, vestirla e intervenir con ella puesta durante todo el debate.

La polémica quedó estancada en ese punto, con Puy y Santalices intercambiándose gestos malhumorados. Y es que, en realidad, sí que existe un acuerdo escrito del Parlamento que podría poner el cuestión la utilización de lemas o carteles reivindicativos en las sesión. Dicho acuerdo, bautizado en su día como Normas de utilización das salas institucionais, espazos e outras dependencias do Parlamento, fue difundido a la prensa el septiembre del 2019, después de que la oposición utilizara una sala de la casona de O Hórreo para constituir una comisión de investigación sobre el deterioro de la sanidad al margen de la legalidad.

No obstante, aquel acuerdo fue adoptado por la Mesa del Parlamento solo por los representantes del PP, que tienen la mayoría, y su finalidad no era censurar la vestimenta o los lemas que puedan exhibir los diputados en el hemiciclo, que lo hacen con frecuencia, sino que impedir que las camisetas o las pancartas las pueda mostrar el público desde la tribuna para interferir en los debates.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

El PP intenta sin éxito censurar la camiseta reivindicativa de una diputada del BNG