Las cuentas de la Xunta se abren paso a la espera concretar los 115 millones del fondo de consenso

GALICIA

Sandra Alonso

El PP rechaza las enmiendas de devolución de BNG y PSdeG y se resigna a impulsar los presupuestos en solitario

21 dic 2020 . Actualizado a las 18:49 h.

El proyecto de Lei de Orzamentos da Xunta para el 2021, que eleva hasta los 11.563 millones de euros la capacidad de gasto de la Administración autonómica, un 13,9 % más que este año, superó este lunes el debate de totalidad en el Parlamento y prosigue así con el calendario de tramitación, que deberá concluir en febrero con la aprobación definitiva. La holgada mayoría que ostenta el PP no dejó lugar para muchas sorpresas al desactivar las enmiendas de devolución presentadas por el BNG y el PSdeG, que ven el proyecto como una «oportunidade perdida» para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El debate sirvió para confrontar dos visiones, casi antagónicas, sobre la política presupuestaria. De un lado la del Gobierno del PP, que defiende su modelo de beneficios fiscales que permite a los gallegos ahorrar 472 millones en impuestos. Del otro, la de nacionalistas y socialistas, que propugnan un incremento de la recaudación con la creación de nueve figuras fiscales nuevas, que van desde el impuesto sobre grandes superficies comerciales al de emisiones nocivas, pasando por el de bebidas azucaradas, viviendas vacías, redes de alta tensión o agua embalsada, con el fin de recaudar hasta 270 millones de euros a mayores.

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, marcó distancia con el «sablazo fiscal» que en su opinión propugna la izquierda con un presupuesto ya de por sí expansivo. «É chamativo que queiran subir impostos cando o orzamento medra case que un 14 %», señaló el conselleiro, y el gasto en inversión se incrementa en un 54%.